Ayer fue un día grande para el clan Campos. La matriarca, María Teresa Campos, celebraba su 81 cumpleaños y su hija menor, Carmen Borrego, organizó un almuerzo en su casa al que asistieron la homenajeada, por supuesto, y los hijos de la anfitriona, José María y Carmen Rosa. No faltó la sobrina, Alejandra Rubio, acompañada de su novio, Carlos Agüera, aunque quien no pudo estar fue Terelu, que ayer sábado tenía trabajo como colaboradora de 'Viva la vida'. La guinda del pastel, desde luego, la puso Rocío Carrasco y su marido Fidel Albiac. Después de la ausencia de Rocío en la boda del hijo de Carmen, nadie esperaba que la hija de Rocío Jurado apareciera en esta comida de cumpleaños, posiblemente, ni siquiera lo supiera la propia María Teresa, que reveló hace unos días que últimamente ella y Rocío estaban algo distanciadas.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco sorprende a María Teresa Campos en el día de su 81 cumpleaños

Rocío Carrasco sorprende a María Teresa Campos en el día de su 81 cumpleaños

Nada más lejos de la realidad. Rocío Carrasco tenía unas ganas locas de ver y abrazar a la que ella considera su segunda madre, María Teresa Campos, a la que hacía tiempo, eso es cierto, que no veía. Al finalizar la comida y después de que sus invitados abandonaran su casa, Carmen Borrego comentó cómo había sido ese reencuentro entre Teresa y Rocío.

¿Quieres conocer qué ha dicho? No te pierdas sus declaraciones dándole al play.