Este miércoles Carlota Corredera ha tenido que presentar ‘Sálvame’ de una forma muy diferente a la habitual. La periodista ha presentado gran parte del programa sentada y con la pierna en alto debido a un esguince que sufrió el pasado domingo. Al inicio del programa se ha visto a Carlota ir de un lado al otro del plató andando de forma muy lenta. Ha sido entonces cuando ha revelado a los espectadores que se había hecho un esguince. "El domingo tuve un percance y tuve un esguince, pero por suerte gracias a mi fisioterapeuta puedo caminar", ha explicado a la audiencia.

Artículo relacionado

La presentadora se ha sentado en su asiento en uno de los set habituales del programa, junto a los colaboradores, y cumpliendo con las recomendaciones médicas para el cuidado de su lesión ha subido su tobillo derecho a un taburete colocado frente a ella. Así, con total naturalidad, Carlota Corredera ha presentado el programa como habitualmente. Eso sí, no le ha hecho ninguna gracia que Kiko Hernández mostrase una imagen de su tobillo hinchado que tenía en su móvil.

Carlota Corredera

Aunque Kiko ha dicho que enseñaba la foto para que los espectadores ajenos a su lesión no pensasen que era una maleducada por presentar con la pierna en alto, a Carlota la explicación no le ha convencido y le ha dejado claro al colaborador que si alguien tenía que enseñar cómo estaba su tobillo era ella.

Carlota Corredera se ha tomado su percance de salud con sentido del humor. “En esta racha de ser la pupas, me he hecho un esguince”, comentaba al principio del programa. Y es que hace solo unas semanas la presentadora tuvo que abandonar ‘Sálvame’ en directo a causa de un virus estomacal. Ese día Carlota Corredera estuvo casi tres horas al frente de ‘Sálvame’ y presentó con la gran profesionalidad que le caracteriza. Sin embargo, tuvo que acabar marchándose antes de que acabase el programa, ya que no se encontraba bien a causa de la dolencia de estómago, y María Patiño fue la encargada de sustituirle.