"Pensaba que venía más fuerte pero estoy roto". Gonzalo Montoya se ha quedado destruido tras su ruptura definitiva con Susana Molina en su reencuentro televisivo, pero ha tenido muy cerca a uno de sus apoyos fundamentales: su hermano Carlos. Gonzalo dio el salto a la pequeña pantalla en Gran Hermano junto a su hermano gemelo, que ha reaparecido en televisión para apoyarle. Y ha acabado llorando tanto como él.

Artículo relacionado

Nada más salir a plató y muy emocionado ha pedido a Sandra Barneda abrazar a Carlos. Los gemelos se han fundido en un tierno abrazo, "mi familia sabe las noches que no he dormido, los días que no he comido, lo que he llorado...", ha explicado Gonzalo.

Durante toda la entrevista Carlos ha estado muy atento a las palabras de su hermano y su ex cuñada, y se ha dejado llevar por la emoción de verlos llorar y dedicarse palabras de amor y cariño medio año después de su ruptura. Carlos, además, ha llorado al escuchar a su hermano hablar de la pérdida de su abuela, poco tiempo después de que terminara 'La isla de las tentaciones'.

carlos montoya

"Tiene derecho a amar a alguien como yo la amo a ella. Se me está olvidando su olor y quiero volver a abrazarla", ha dicho Gonzalo totalmente destruido, y ha añadido: "Jamás amaré a una persona como he amado a Susana y lo tengo claro. Y voy a envidiar al hombre que esté con ella toda la vida". Susana, por su parte, ha asegurado que sigue queriendo a Gonzalo pero no de la manera que él quiere y que su 'frialdad' ha sido un modo de protección tanto a ella como a él, aunque ahora le cueste verlo.

Susana no ha saludado a su ex cuñado, Carlos, en ningún momento, con el que también compartió toda la experiencia de Gran Hermano.