Camilo Blanes Ornelas, el hijo de Camilo Sesto, preocupó a todo el mundo cuando el pasado viernes realizó un directo en su Instagram en el que, con la mirada perdida, apenas podía articular palabra y presentaba síntomas de no encontrarse en plenas facultades.

Ahora, el hijo del cantante fallecido Camilo Sesto ha querido tranquilizar a su familia y a sus seguidores, y ha salido a las puertas de su casa de Torrelodones. Ahí ha explicado que en ese fatídico directo había sido "fruto del ocio y del momento", una justificación que pretende quitarle hierro al asunto que, ciertamente, dejó muy preocupados a todos. Recordemos que su propia madre, Lourdes Ornelas, había lanzado un grito de socorro para que ayudaran a su hijo.

Artículo relacionado

Camilo Blanes

"Estoy bien", ha dicho Camilo Blanes, e incluso ha recordado que todavía quiere seguir en la música, aunque el proyecto que tenía en mente ha quedado, de momento, aparcado. "En principio, sí, me dedicaré a la música, pero a ver qué pasa".

La verdad es que con la herencia que le ha dejado su padre, unos ocho millones de euros, puede vivir despreocupadamente el resto de su vida. Claro que, como es lógico, su familia querría que no viviera de manera ociosa y ocupara su tiempo en algo productivo.

El próximo 8 de septiembre se cumple un año del fallecimiento de Camilo Sesto, que murió a los 72 años víctima de los problemas renales que padecía desde hacía años. En su testamento dejó escrito que su hijo, Camilo Blanes Ornelas, era su heredero universal, y que con aquellos objetos relacionados con su carrera musical y sus éxitos se erigiera un museo en su honor en Alcoy, su localidad natal. De momento, el museo sigue sin abrir sus puertas porque ni el heredero ni quienes fueron el administrador y el mánager del cantante se han puesto de acuerdo en algunas cuestiones.