Todo se va poniendo en orden para Camilo Blanes, el único hijo y heredero universal de Camilo Sesto. El joven empieza a disfrutar de cierta tranquilidad casi cinco meses después del fallecimiento de su padre a los 72 años, a causa de un fallo renal. Blanes no solo se enfrentó a la pérdida de su padre y recibir toda su fortuna en cuestión de días sino que a esto hay que añadir las tiranteces que ha mantenido con los asesores del cantante, Cristóbal Hueto y Eduardo Guervós –administrador y mánager de Camilo Sesto respectivamente–, al no ponerse de acuerdo en el listado de objetos que irían destinados al museo de Alcoy en memoria del célebre cantante alicantino. A lo que habría que sumar las palabras de preocupación y teñidas de polémica de su madre, Lourdes Ornelas, por la supuesto "vida de excesos" de su hijo.

Artículo relacionado

Tal y como ha informado Lecturas en sus páginas esta semana, el joven cantante ha llegado a un acuerdo con los representantes de su padre, y un camión ha recogido ya los objetos del chalet donde vivió el cantante destinados al museo. Un entendimiento que, tal y como han contado los protagonistas en Vanitatis confirmando la noticia que adelantó esta revista, se ha llevado a cabo de una forma muy positiva.

Camilo Blanes ha podido limar las diferencias con Hueto y Guervós con respecto al museo del cantante, una de sus principales fuentes de conflicto en estas últimas semanas. El deseo expreso de Camilo Sesto era que en un museo en su localidad natal se recogiera todo aquello relacionado con su carrera artística. Discos de oro, manuscritos de canciones, instrumentos musicales, el vestuario de ‘Jesucristo Superstar’, y otros muchos recuerdos recopilados a lo largo de 50 años de prolífica carrera. Pero ha existido cierto conflicto con algunos de los objetos personales del desaparecido artista, como las alianzas de matrimonio de sus padres que sí han podido crear ciertas diferencias a la hora de organizar los artículos de la exposición.

Camilo Sesto Camilo Blanes

En este sentido, Eduardo Guervós ha explicado en Vanitatis que finalmente todo se ha llevado a cabo con "facilidades". "Camilo Blanes no ha puesto ningún tipo de problemas, todo lo contrario. Durante tres días se pudo clasificar esos enseres y el día que fue el camión a recogerlos, Cristóbal y yo pasamos toda la tarde con él. Estuvo encantador", ha contado el mánager de Camilo Sesto al portal de noticias.

Artículo relacionado

A pesar de las declaraciones de la madre de Camilín, Guervós considera que el joven no debe ser un foco de preocupaciones. "Yo le encuentro bien. La única que piensa que está mal es su madre", ha dicho a Vanitatis.

El museo, tal y como ha informado Lecturas, podría abrir sus puertas el próximo 8 de septiembre, primer aniversario de la muerte de Camilo Sesto, aunque el "proceso es largo" y hay mucho camino que andar. Un recorrido que tras solucionarse la crisis de su legado, Hueto, Guervós y Blanes harán juntos: "Es fundamental que ahora esté implicado con Cristóbal y conmigo en la puesta en marcha del museo, porque al fin y al cabo es su padre, y le afecta muy directamente".