El pasado viernes se vivió un momento de lo más desagradable en ‘Viernes Deluxe’ con el enfrentamiento entre Kiko Rivera y Anabel Pantoja. Los primos, en plena polémica familiar, se hicieron varios reproches que propiciaron una situación de lo más incómoda y que está trayendo muchas consecuencias. Por un lado, ambos se encuentran afectados por lo sucedido. Durante el fin de semana el DJ abandonó las redes sociales y la colaboradora hoy ha asegurado que está hundida porque es como si Kiko “hubiera muerto para mí”. Y más allá de sus sentimientos, son varias las reacciones que está habiendo al respecto. Una de las últimas ha sido la de Belén Esteban, que en ‘Sálvame’ ha dejado muy claro de qué lado está.

Artículo relacionado

“A mí el comportamiento de Kiko Rivera me pareció vergonzoso hacia su prima”, ha sentenciado tachando de fallo garrafal la actitud que tomó el hijo de Isabel Pantoja al verse las caras con la colaboradora. En un principio, Anabel Pantoja no quiso sentarse el viernes con Kiko por miedo a lo que pudiera suceder. Ella quería limitarse a participar en el debate de ‘Supervivientes’ para defender a Omar Sánchez, pero por petición de la dirección accedió al reencuentro, algo que Belén Esteban ha puesto en valor. “Anabel no cobró dinero, ella vino a defender a su novio. Lo que pasa es que la directora o el equipo se lo dirían. Está tu primo, entra”, ha dicho alabando el gesto de su amiga de acceder a lo que el programa le solicitó.

Belén Esteban
Mediaset

Belén Esteban es consciente de que sus palabras pueden molestar a Kiko Rivera, pero pese a esto no ha dudado en dar la cara por su amiga. “Kiko se va a enfadar conmigo, pero yo lo que creo es que ahora todo el mundo en ‘Sálvame’ le apoya y está encantado, pero cuando nadie le apoyaba su prima daba la cara por él y no decía olé mi prima”, ha sido el reproche que le ha hecho al DJ por no haber defendido tanto como según ella cree que debería haber hecho a Anabel Pantoja. La de Paracuellos ha recordado que “Anabel empezó en televisión por defender a su primo”. Una cuestión por la que piensa que Kiko tiene que estar muy agradecido.