Belén Esteban está a punto de dar carpetazo a un año muy complicado para ella después de romperse la tibia y el peroné, unos meses en los que Miguel Marcos y su hija han sido un apoyo incondicional para ella. Aunque la joven quiere mantenerse al margen de los focos, la colaboradora de 'Sálvame' no puede evitar mostrar públicamente el orgullo que siente hacia su única hija, por quien siente absoluta adoración.

"Siempre a tu lado", escribe Belén junto a una estampa en la que posan sujetas de la mano mientras miran hacia el horizonte, una imagen cargada de significado que pertenece a una de sus últimas vacaciones y en la que ponen de manifiesto que su vínculo es irrompible por mucho que pase el tiempo. Manteniendo su anonimato, ambas aparecen de espaldas con dos looks casi idénticos: leggins y camiseta negra más zapatillas, un look cómodo e informal que dibuja sus respectivas figuras a las mil maravillas.

Artículo recomendado

Belén Esteban revela la única razón por la que ha decidido dejar de hablar de sus adicciones

Belén Esteban revela la única razón por la que ha decidido dejar de hablar de sus adicciones

La colaboradora de 'Sálvame' no ha querido dar más detalles del motivo de la publicación pero el texto, sumado a la canción que ha elegido como banda sonora, nos lleva a pensar que Andrea ha decidido comenzar una nueva etapa lejos de la familia: "Te voy a extrañar", dice la canción de Puff Daddy y Faith Evans.

Belén Esteban y Andrea Janeiro

Belén Esteban se rinde a su hija Andrea

Instagram @belenestebanmenendez

Artículo recomendado

Belén Esteban, cada vez más incómoda en 'Sálvame', tiene muy claro su futuro televisivo

Belén Esteban, cada vez más incómoda en 'Sálvame', tiene muy claro su futuro televisivo

Una vida marcada por la discreción

Nada más cumplir 18 años y consciente del revuelo que se creaba entorno a su persona, la joven decidió mantenerse al margen de la vida pública y recalcar a golpe de comunicado que pese a la popularidad de sus padres ella había decidido no ser un personaje público. Desde entonces, son contadas las ocasiones en las que hemos tenido la oportunidad de ver a Andrea, aunque siempre procura acompañar a su progenitora en los momentos más importantes a pesar de la presencia de las cámaras.

La hija de Belén Esteban y Jesulín de Ubrique se formó en Comunicación Audiovisual en el Birmingham Metropolitan College. Hace solo unos meses se graduaba en Londres arropada por su madre y su abuela, y juntas regresaban a Madrid. Aunque son escasas las informaciones que trascienden sobre ella, a sus 23 años se mudaba junto a su novio a un piso que Belén le compraba en Paracuellos del Jarama. Respecto a la su vida laboral poco se sabe, Andrea realizó unas prácticas en el departamento de sonido en Los 40 Principales y desde entonces su trayectoria es un misterio.