La culpa terminó siendo de Sálvame. Rosario Mohedano figuraba en el cartel de un acto en homenaje a Chiquito de la Calzada realizado en Yeles, un pueblo de Toledo. La hija de Rosa Benito llegaba hasta el recinto, pero la cantante prefería marcharse antes de subirse al escenario. ¿El motivo? Según parece, la presencia de las cámaras del programa. Claro que los colaboradores no tienen la misma opinión…

Artículo relacionado

“¡Qué vergüenza!”. Belén Esteban se mosrtraba muy dura con el comportamiento de Rosario Mohedano. La cantante había decidido no actuar en un acto benéfico en homenaje a Chiquito de la Calzada donde compartía escenario con Bigote Arrocet o Karina. “Ella se va porque hay 40 personas”, explicaba la colaboradora. “Pero aunque hubiera una persona, tenías que haberte quedado”. ¿Qué había motivado esta espantada? Según se deduce de las palabras de Rosario y de Rosa, la culpa es de Sálvame.

“Si es por Sálvame, ¿a qué tienes medio? Qué vergüenza”, continuaba Belén. “Tanto tú, Rosa, como tu hija, pongáis eso. Entiendo que el programa no haya sido cómodo pero ¿no te da vergüenza? Que has estado mucho tiempo y tu hija se ha sentado aquí poniendo el cazo…”. Belén estaba muy enfadada por la actitud de su excompañera y la hija de esta. “Miedo a nada. Te deseo toda la suerte Chayo y qué pena, Rosa, que el tiempo me ha dado la razón”.

¡Es la Beyoncé de Torrejón!

“¿Para qué dice que va si sabe que hay cámaras?”. Kiko Hernández tampoco entendía el comportamiento de Rosario. “Lo tuyo no interesa”, aseguraba. “No has sido profesional en tu vida. Si hay una persona, te debe a esta persona. Sois unas mentirosas las dos, madre e hija. ¡Que no nos interesa ya vuestra vida!”.