Belén Esteban está viviendo un verano diferente pero también muy especial. Tras pasar unos meses muy duros tras su grave caída en directo en 'Sálvame' y tener que pasar por quirófano hasta en cinco ocasiones por este y otros problemas de salud, la colaboradora está desconectando de todo junto a sus pilares fundamentales, entre ellos su marido, Miguel, que se ha convertido en sus pies y sus manos en todos estos meses.

Artículo recomendado

Marta López desvela el motivo de su ruptura fulminante con Rubén Gaha: "He llorado mucho"

Marta López desvela el motivo de su ruptura fulminante con Rubén Gaha: "He llorado mucho"

Belén Esteban ha compartido una bonita imagen desde su lugar de vacaciones en la que aparece junto a su gran apoyo, su marido Miguel Marcos. El matrimonio se da un tierno beso en una piscina durante un romántico atardecer y la ha subido a Instagram junto a la palabra 'forever'.

Belén Esteban y Miguel Marcos
INSTAGRAM @belenestebamenendez

Fue a finales de julio cuando Belén Esteban reaparecía en televisión, ya más tranquila, y compartía con su amigo Jorge Javier Vázquez cómo se encuentra. Además de su grave fractura en la pierna, a Belén tuvieron que quitarle un pólipo benigno.

"Quiero decir a todo el mundo que las mujeres se tienen que hacer sus revisiones porque hubiera sido peor. Que no tengan miedos porque los médicos nos ayudan mucho y tenemos que tener confianza, cosa que yo no tenía", comentaba emocionada. No obstante, lo peor para ella ha sido la parte anímica y emocional.

"Depresión no tengo, pero sí tengo tristeza constantemente. Sé que hay cosas mejores, pero también peores. Mi cabeza me ha fallado esta vez y estoy con ayuda que me está viniendo muy bien", contaba la de Paracuellos. Unos meses en los que Miguel ha sido su mayor apoyo. Ahora ambos desconectan de vacaciones y Belén, muy recuperada y sin muletas, se pone romántica con su marido dejándole claro que su amor es para "siempre".