En cuanto se decretó el estado de alarma, Belén Esteban decidió encerrarse en su casa. La colaboradora, a diferencia de la elección que tomaron algunos de sus compañeros, dejó su puesto en ‘Sálvame’ desde un primer momento debido a que se encuentra dentro del grupo de personas de riesgo. Esta no es la única medida drástica que ha tenido que tomar la de Paracuellos durante estos días. Aunque no le puede doler más, también ha decidido separarse de su marido, Miguel Marcos, debido a que él es técnico sanitario y así pueden evitar contactos.

Artículo relacionado

Sin embargo, no todo son malas noticias para Belén. Aunque no acude físicamente al plató, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha estrenado su propia sección en el programa, en la que cocina algunas de sus recetas favoritas. Tortilla de patata, filetes rusos, huevos rellenos… a la de Paracuellos del Jarama no hay nada que se le resista.

Un nuevo reto en el que está contando con una ayudante muy especial: su hija. Andrea Janeiro se encuentra pasando estos duros momentos junto a su madre y es la encargada de grabarla durante su sección en el programa, tal y como se encargó de desvelar Belén hace ya unas semanas. Una exposición con la que, sin embargo, Belén se ha querido mostrar muy tajante.

Belén Esteban

La colaboradora apareció el pasado lunes 6 de abril en ‘Sálvame’ para cocinar un típico desayuno inglés, porridge, después de que Jorge Javier se lo pidiera. Un momento en el que el presentador ha alabado el trabajo de la cámara y que Belén ha aprovechado para hacer una declaración sobre su hija.

Artículo relacionado

“Tengo que decir que la persona que está filmando lo hace cada vez mejor”, ha asegurado Jorge Javier, a lo que Belén ha respondido muy clara: “Déjame decirte una cosa, por lo que han escrito. La persona que está grabando ayuda, no trabaja en ‘Sálvame’, lo digo por lo que ha salido publicado, ¿vale?”. Aclarado esto, Belén ha continuado deleitando a todos con sus dotes de cocina.