Aurah Ruiz ha vuelto a sorprender a todos al hablar abiertamente sobre una época muy dolorosa en su vida. Tras sacar a la luz el aborto que sufrió tiempo antes de dar a luz a su hijo Nyan, la exconcursante de ‘Gran Hermano VIP’ ha aprovechado su vídeo semanal en su canal de Mtmad para contar con todo tipo de detalles cómo fue el posterior embarazo del pequeño.

Artículo relacionado

“Estuve dos meses y medio sin regla. A los dos meses, casi tres, me hice un test de embarazo. Estábamos en París viviendo. Yo me hice el test de embarazo, él [Jesé] decía que no, que eran paranoias mías y de repente, Boom, positivo”, ha comenzado a explicar Aurah sobre el momento en el que se enteró de que estaba embarazada de nuevo, en este caso de su hijo Nyan.

Unos primeros meses que fueron determinantes posteriormente, ya que Aurah nunca supo exactamente cuándo se quedo embarazada. La joven no llevaba una cuenta precisa y no tenía ni idea de el día en el que le había venido la regla por última vez, por lo que los médicos franceses hicieron una estimación de las semanas de gestación.

Aurah Ruiz

Sin embargo, al volver a Gran Canaria a vivir, su ginecóloga decidió adelantar las semanas. Algo que pudo ser determinante para el pequeño, quien nació prematuramente con una enfermedad crónica. “Como mi barriga era tan grande, a veces pensaba que mi bebé era gigante o que realmente no sabían las semanas de las que estaba. Cuando la ginecóloga me vio decidió que por el tamaño que tenía el bebé me adelantaba como tres semanas más. He ahí el error. El error de la vida”, ha contado muy sincera Aurah.

La exconcursante de ‘GH VIP’ también ha desvelado que se hizo todo tipo de pruebas para saber si el bebé estaba sano. “Me hice todo tipo de pruebas. Yo le pedí todo, incluso le pedía prueba que tenía que pagar. Pedí todas las pruebas habidas y por haber. ¿Pero sabéis que? Se les pasó una prueba por alto”, ha afirmado la canaria.

Artículo relacionado

Una serie de errores médicos a los que, además, hay que sumarle que Aurah dio a luz prematuramente. Todo, debido a que se enteró de una información que le hizo ponerse muy nerviosa. “Un día me desperté sola, hice mi día y hable con mis amigos por teléfono. Cuando vinieron a verme, yo vi algo por el móvil que a lo mejor no tenía que haber visto. Me dolió mucho y me puse muy nerviosa”, ha explicado Aurah.

La joven comenzó a sentir calambres durante ese día y, finalmente, por la noche se puso de parto. “Yo estaba rara, muy nerviosa. Empecé a dar vueltas en la cama la cama, comencé a sentir unas contracciones y me asusté. Llamé a mi madre y se asustó el triple. Le dije: ‘ay, tengo ganas de hacer pis’. Me dio por levantarme para ir a hacer pis y cuando me levanté, eso no era pis”, ha asegurado. Un duro momento para Aurah, quien ha reconocido que no vivió unos últimos meses de embarazo bonitos.