Poco a poco la vida de Aurah Ruiz vuelve esa 'nueva normalidad' a la que nos tendremos que acostumbrar, al menos, los próximos meses. Ataviada con su inseparable mascarilla, la ex gran hermana se decidía a disfrutar de la Fase 1 de desconfinamiento con un paseo junto a dos amigos por el paseo marítimo de la zona de Las Canteras.

Lamentablemente, la salida no fue todo lo bien que ella se esperaba. La joven compartía en su canal de Mtmad que después de unos minutos en la calle empezó a agobiarse por la gran cantidad de gente irresponsable y prefirió volver a casa.

Artículo relacionado

Aurah mascarilla

Esta no ha sido la única situación que le ha llevado a desear confinarse de nuevo y es que no hay que olvidar que el día a día de Aurah no es nada sencillo. La canaria pasa las noches sin dormir por estar pendiente de su hijo Nyan, quien padece una compleja enfermedad congénita desde su nacimiento, de ahí que volver a la rutina sea aún más agotador para ella: "Tengo el Síndrome de Estocolmo. Quiero que me confinen de nuevo porque yo estaba muy cómoda antes. Tenía miedo de volver a la realidad", revelaba con un toque de humor.

Al margen, la joven tiene mucho que celebrar y es que ha renovado su trabajo en Mtmad, una gran noticia que no dudaba en celebrar con algunos de sus amigos: "Lo que no nos mata nos hace más fuertes", afirmaba Aurah que ha aprendido a disfrutar de las pequeñas cosas que le regala la vida. Ahora mucho más que ha sido capaz de volver a encontrar la ilusión por el amor hace seis meses, aunque eso sí, prefiere mantenerle al margen de la vida pública por el momento.