La boda de Marta Pombo, pocos meses después de la de su hermana María, ha causado una gran expectación. Y es que las hermanas influencer levantan pasiones allá por donde van. Todo el mundo quería ver sus looks y es que tanto la novia, la gran protagonista del día como su hermana han demostrado tener un gusto impecable por la moda que las ha encumbrado en el mundo de las redes sociales.

Artículo relacionado

Luis Giménez y Marta Pombo ya se han dado el 'sí, quiero'. El escenario elegido ha sido el Santuario de Nuestra Señora de Somo, en Cantabria, y hasta allí se han desplazado numerosas influencers y familiares de la pareja. Las hermanas de Marta han tenido un gran protagonismo, sobre todo por los preciosos looks que han elegido para la ocasión y porque a alguna se le ha escapado una lagrimita.

No obstante, ninguna de ellas ha conseguido eclipsar a la novia que para su gran día ha escogido un sencillo pero elegante vestido con escote cruzado en 'V', manga francesa y numerosos detalles en crochet en la falda. Ha completado su vestido con una coleta no muy pulida y un precio ramo de girasoles y unos pendientes bastante discretos. Iba muy guapa y muy natural, como es ella.