Si de algo han estado repletos los últimos meses la vida de Fran Álvarez ha sido de altibajos. El pasado mes de noviembre el exmarido de Belén Esteban concedió una entrevista en exclusiva a nuestra revista en la que reveló que acababa de salir de un centro de Proyecto Hombre en Burgos en el que se estaba recuperando de sus adicciones. Este es un problema con el que Fran estuvo luchando durante varios años y en el que recayó hace un tiempo. Pero este no es el único problema que existía en la vida de Fran, que ha fallecido a los 44 años.

Artículo relacionado

Su padre Amaro acaba de superar una enfermedad y han sido meses de lucha en los que Fran también sufrió mucho. Al exmarido de Belén le unía una fuerte relación con su padre y era una persona muy familiar. Su buen amigo Aurelio Manzano ha contado en ‘Viva la vida’ que “su padre Amaro ha estado veinticuatro horas pendiente de él”.

Fran Álvarez

Fran necesitaba esta atención porque “de repente estaba muy bien y de repente se desmadraba”. Una clara muestra de que se encontraba en pleno proceso de recuperación. Amaro ha sido una de las personas que se han trasladado rápidamente hasta el domicilio de su hijo tras conocerse el fallecimiento. Su madre, por el contrario, ha preferido no acudir al domicilio de su hijo porque se encuentra destrozada.

Además Aurelio ha confirmado que Fran se encontraba enamorado. Pese a tantos problemas en el amor sí que la vida le empezaba a sonreír. “En la actualidad tenía una relación con una chica”, ha dicho sin querer entrar en detalles sobre este noviazgo porque esto era algo que el camarero prefería mantener en privado. Una mujer que ahora tendrá que hacer frente a la dura pérdida de su pareja.