Asdrúbal, exmarido de Bibiana Fernández, ha vuelto a la primera plana informativa, y no con buenas noticias. Tal como ha trascendido, el cubano llevaría una vida llena de conflictos en Florida, estado norteamericano en el que tiene fijada su residencia. "Está realmente muy cambiado, destruido, debido a una vida de excesos", contaban en 'Sálvame'. Las últimas informaciones que ha dado el programa son que Asdrúbal está ya en "libertad condicional vigilada, porque ha pagado parte de la fianza". La justicia de Florida se encuentra investigando con lupa todos los presuntos delitos en los que habría estado involucrado y, por eso, han pedido un examen toxicológico, para averiguar el estado del ex de Bibiana cuando los perpetró.

El pasado domingo el programa ‘Hormigas Blancas’ estuvo dedicado a Bibiana Fernández. En el repaso por su vida fue inevitable recordar su matrimonio con Asdrúbal, el hombre más importante de su vida. Desde el espacio intentaron contactar con él por si quería dedicar unas palabras a la que fue su mujer, pero el cubano se negó a participar y tan solo contó que se encontraba muy bien, viviendo en Miami y dedicándose a la decoración de casas. Pero las últimas informaciones sobre él son de lo más sorprendentes y nada tienen que ver con su relato sobre su vida. El que fuera marido de Bibiana, que actualmente vive en Miami, podría estar envuelto en muchos problemas que le habrían llevado hasta la cárcel en más de una ocasión.

Artículo relacionado

Así lo han confirmado esta tarde desde ‘Sálvame’, donde han asegurado que tiene “varios antecedentes penales como hurto, vandalismo y robo”. Unos conflictos que le han llevado a estar detenido hasta en cuatro ocasiones. Por si esto no fuera suficiente, Omar Suárez ha asegurado que a esto hay que sumar el deterioro físico que sufre. En el programa han publicado una recreación de una foto de Asdrúbal, que ahora está en libertad, en la que se puede ver cómo ha envejecido. Pero el reportero asegura que “está peor que en las fotos, está completamente envejecido, destruido”.

Asdrubal

Además la versión que él ha contado sobre su nuevo trabajo como decorador nada tiene que ver con la que han relatado desde el programa, donde han asegurado que se dedica a aparcar coches. Según Omar, su fuente le asegura que “lo que habría estado haciendo es vigilar los coches de una discoteca en Miami hasta que de esos coches empiezan a desaparecer cositas. Los clientes empiezan a quejarse y le llevan a lavar los baños”. El cubano estaría en una situación tan precaria que el estado le daría bonos para cambiar por alimentos mientras está viviendo en casa de un familiar.