Antonio Resines es de esas personas de las que se dice que tiene una mala salud de hierro. Su último paso por el hospital, tras enfermar de covid, nos puso a todos el corazón en un puño, no solo por el contagio del 'bicho', sino porque Antonio Resines arrastra en su cuerpo varias afecciones importantes, así como las secuelas de un gravísimo accidente de moto que casi le cuesta la vida. "Con 16 años casi muero. Con 18 casi muero, con 19 casi muero y con 23 casi muero otra vez", así resumía Resines las cuatro veces que estuvo a punto de abandonar este mundo.

Artículo recomendado

Antonio Resines sufre un accidente en 'El Hormiguero' y acaba herido

Antonio Resines sufre un accidente en 'El Hormiguero' y acaba herido

El actor asistió como invitado a 'Déjate querer' y allí habló de lo mal que lo pasó durante este último ingreso hospitalario. Obviamente, él estuvo, de nuevo, a punto de morir, pero quien lo pasó muy mal fue su mujer, Ana Pérez-Lorente. Muy emocionado, habló del sufrimiento de Ana mientras él estuvo en la UCI: "Ella después de toda esa historia hizo un viaje a Nueva York y se dio un pequeño homenaje, porque las ha pasado canutas", recordó.

Antonio Resines pasó más de 40 días en la UCI. "Es muy complicado. Ir allí todos los días con alguien que quieres y no sabes qué va a pasar y vuelves a tu casa, porque en la UCI estás un tiempo y vuelves a casa y te dan el parte por la noche", comentó el actor, quien valoró enormemente el hecho de que su mujer y su hijo estuvieran permanentemente a su lado. "Pero si no te llaman estás acojonado porque no sabes que está pasando, si tardan no sabes si esa persona ha muerto. Es un nivel de sufrimiento enorme y hay que tener la cabeza muy en su sitio para que no te pase factura eso", añadió.