Después de llegar al límite y estallar en directo contra todo y todos, Antonio David Flores está dispuesto a llegar hasta el final en su semana más difícil como colaborador televisivo. El padre de Rocío Flores ve demasiadas coincidencias, demasiados fuegos que apagar coincidiendo en tiempo y espacio, y amenazando con desestabilizarle a él y a su familia. La actual portada de Lecturas le ha sacudido violentamente: por un lado, la controvertida entrevista de Carmen Borrego de la que todos hablan; por el otro, la nueva demanda que ha interpuesto contra él su exmujer, Rocío Carrasco, con la que le reclama 120.000 euros por acusarla de mala madre en una entrevista que concedió en 2016. Y en un suma y sigue que añade más leña al fuego, Antonio David Flores se enfrenta al jugoso testimonio de Isabel Ávila, que sostiene que fue su amante hace una década. ¿Hay una 'mano negra' intentando hundirle? El tertuliano, seguro de ello, está dispuesto a descubrirlo...

Artículo relacionado

Antonio David ha contestado a las preguntas más incómodas a pie de calle desde 'El programa de AR'. El padre de Rocío Flores acababa de reunirse con su abogado para despejar las dudas de su nueva piedra en el zapato: la nueva batalla judicial con Rocío Carrasco, su máxima preocupación ahora mismo. "Ha ido bastante bien. Era necesaria y me ha servido para aclarar ciertos aspectos que tenía dudas, y hablando con el abogado lo tenemos más claro", contaba antes de comentar, resignado y sereno, "es de una entrevista de hace cuatro años. Ahora se ha acordado y me pone la demanda. Al final es una vía lícita de ganar dinero, utilizando la vía civil, la de los juzgados, intentar justificar su derecho al honor, a la intimidad... pero lo que es chocante es que sea cuatro años después".

Artículo relacionado

Ese recelo es lo que ha hecho recuperar a Antonio David una teoría que viene sosteniendo desde que quedó apartado durante años de la televisión. De nuevo, para él vuelve a coger fuerzas la sensación de que se está "orquestando una campaña de acoso y derribo, que me da qué pensar". Prudente, pero enormemente preocupado, el colaborador de 'Sálvame' ve demasiado sospechoso tantas coincidencias en una misma semanas de informaciones negativas sobre él. "Me parece curioso que haya tantos frentes abiertos en mi contra. Creo que hay una persona que mueve los hilos y el resto son marionetas que mueve a su antojo", sentenciaba.

Sin embargo, de sus declaraciones, lo más importante es la matización que ha hecho: "No creo que sea Rocío Carrasco, es un poco la conclusión que llegamos en el despacho". ¿De quién se podría tratar? ¿Quién es la sombra que está empeñada en torpedear su felicidad, su estabilidad (la suya y la de sus seres queridos)? Desde luego, alguien muy cercano a su exmujer, y Antonio David ha puesto todos sus recursos en marcha para llegar al final del asunto. Y es que se lo debe sobre todo, a lo que más le duele, y ha acabado advirtiendo: "Igual, tendríamos que seguir investigando un poco todos. Cuando llegue el momento aportaré los datos que dispongo, pero es todo demasiada coincidencia. A mí me han tocado lo que más me duele e igual tendrían que haber sabido a quién han ido a atacar...".

El programa de AR