Anita Matamoros ya ha puesto rumbo a Milán. La hija de Makoke y Kiko Matamoros ha dejado Madrid para marcharse a la ciudad italiana en la que lleva a cabo sus estudios. El último ha sido un año extraño para todos que a ella le ha afectado en esta etapa de su vida. La ‘influencer’ ha pasado gran parte del tiempo en Madrid y desde su casa ha realizado algunos de los trabajos y ha asistido a las clases del curso que recibe en una de las escuelas de moda y diseño más prestigiosas. Esta vez hay algo diferente en su estancia en la ciudad italiana. ¡Su perro Camilo está con ella! Anita no ha dudado en llevárselo con ella, así que aunque esté lejos de su familia y su novio, tiene la alegría de contar con su más fiel amigo. Además, el animal le ha acompañado en un viaje un tanto accidentado.

Artículo relacionado

Anita Matamoros contó ayer que su último día en Madrid no estaba siendo tal y como ella esperaba porque el resfriado que tiene no le dejó disfrutar al cien por cien. Y esta dolencia es algo que le ha hecho sufrir hoy más de la cuenta durante su viaje en avión. La hija de Kiko Matamoros ha contado a sus seguidores que de camino a Milán ha sufrido un contratiempo. “Lo peor que puedes hacer con un catarro es montarte en un avión. Me van a explotar los oídos”, ha asegurado. Después ha pedido ayuda a sus fans por si tenían algún remedio contra esta dolencia.

Anita Matamoros

Anita Matamoros durante su viaje a Milán.

Instagram @anitamg

Pese a este contratiempo que ha sufrido durante su viaje en avión, Anita Matamoros está encantada con su vuelta a Milán. Nada más aterrizar allí ha llegado a la casa en la que va a vivir junto a algunas compañeras. Se han puesto cómodas, han hecho el reparto de habitaciones y han empezado a colocar algunas de las pertenencias que se han llevado para esta nueva etapa de sus vidas.