Anita Matamoros, la única hija que Makoke y Kiko Matamoros tienen en común, se ha convertido en una de las caras del corazón desde que cumpliera su mayoría de edad. La joven compagina trabajo como instagrammer y la universidad, que la lleva a estudiar a Milán durante tres años. Una etapa en la que se le agolpan las emociones, pues sus padres han decidido divorciarse tras 20 años de relación y apenas uno de matrimonio.

Una circunstancia sobre la que Ana todavía no se había pronunciado públicamente, algo que sí ha hecho esta semana durante un evento para una marca de cosméticos. "Yo sufro a mi manera, sufro cómo sufro y hasta ahí puedo leer", decía de forma muy discreta. Aunque Anita no quiso contar demasiado, sí respondió a cómo consigue hacer caso omiso de las críticas que afectan a su situación familiar. "Llevo mucho tiempo siendo hija de esto y soportando muchas críticas. He crecido con esto en el colegio, en la calle, en todos sitios y es verdad que soy muy fuerte ante las críticas, pero al final todos somos personas", añadía.

Artículo relacionado

Anita afirma que sigue teniendo una muy buena relación con Laura Matamoros y con Javier Tudela, el hijo de Makoke con su anterior marido. Sin embargo, admite que no mantiene contacto con Diego Matamoros. No sabemos si desde antes o la cosa ha empeorado desde que el hijo mayor de Kiko Matamoros dijera que su padre y Makoke se habrían sido infieles mútuamente en muchas ocasiones. Declaraciones por las que Kiko pretendería denunciar a su propio hijo.

Artículo relacionado

A quien sí muestra Ana su apoyo incondicional es a su madre, Makoke, en su aventura en 'Gran Hermano VIP'. "Soy fiel seguidora de ella, estoy en el sofá todos los días viéndola. Muy contenta porque los comentarios que veo en redes es que qué maja y qué auténtica es", explicaba a los medios la joven. "Que mi madre esté en la casa me da mucha tranquilidad", añadía.