En el suelo y de rodillas, así terminaba no hace mucho Anabel Pantojatras haber protagonizado su enésimo enfrentamiento con Kiko Hernández. La tensión que existe entre la sobrina de Isabel Pantoja y el colaborador va en aumento desde hace meses. Si antes tan solo explotaba el conflicto cuando entraba en juego algún aspecto de la familia de la tonadillera, ahora no hay día en el que Hernández no aproveche cualquier excusa para tensar a Anabel. Sea su vocabulario, su estilismo, la falta de conversación o lo primero que le venga a la mente... ¿Qué está pasando?

Artículo relacionado

Anabel Pantoja se ha posicionado, aunque ella misma no termine de creérselo, como un valor en alza tanto en redes sociales como en televisión. La sobrina de Isabel Pantoja tiene tirón y desde 'Sálvame' tratan de aprovecharlo al máximo. Si bien no es una de las colaboradoras que más días está en plató, sí que exprimen su presencia ya sea para referirse a asuntos de su familia como a convertirla en protagonista. Y eso es algo que Kiko Hernández hace muy bien.

Entre el presentador y la colaboradora existe un juego que se está volviendo peligroso. No hay tarde en la que Hernández no se lance al cuello de la sobrinísima para criticarle desde su comportamiento hasta sus lapsus o errores gramaticales. “No se puede decir esto delante de los espectadores”, abroncaba hace pocos días el presentador a su compañera. “Venías en blanco porque no has hecho los deberes, en esta vida hay cosas más importantes”.

Anabel suele tomarse los enfados de Kiko con cierto humor y pasotismo, hasta que llega un momento en el que no puede más y estalla. ¿A qué viene tanta inquina? ¿Se trata de una táctica del programa para lograr que Anabel salga de sus casillas en directo? ¿Se habrá cansado ya la sobrina de la tonadillera de ser el blanco de todas las burlas? Sin duda, algo está pasando y no tiene pinta de terminar bien.