Anabel Pantoja no puede más. Tan solo ocho días después de entrar en ‘Sola/solo’, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha decidido tirar la toalla y poner punto y final a su aventura. La sobrina de Isabel Pantoja llevaba varios días muy baja de moral y ya había amenazado en varias ocasiones con abandonar el pisito que se encuentra situado en el aparcamiento de Mediaset. Una decisión muy meditada que ella misma ha explicado en el programa.

Artículo relacionado

“Hoy cumplo mi reto en ‘Sola’. En los ocho días que he estado aquí me basta y me sobra para saber de lo que no soy capaz y de lo que sí, como de no comer chocolate en siete días. A lo mejor me han tenido que traer el ‘reality’, encerrarme y darme cuenta por mí misma de que puedo hacerlo”, ha comenzado ha explicar la concursante.

Muy emocionada, Anabel Pantoja ha querido aclarar a todos cuál es la razón que la ha llevado a abandonar el programa. “Tengo que cuidar mi salud, tengo que salir fuera y empezar a mirarme a mí. Tengo que empezar con un problema grave que tengo, pero no os asustáis. Es un problema que llevo acarreando 10 años y que tengo que ponerlo en marcha, no quiero seguir así”, ha asegurado.

Una decisión tras la que su primo Kiko Rivera no ha dudado en llamarla. Aunque en la primera ocasión ha colgado, ante su insistencia, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha acabado por coger el teléfono. El Dj ha querido saber si Anabel se encontraba bien y, posteriormente, ha intentado convencerle para que aguantara un poco más. Eso sí, no ha tenido éxito.

Desde que entró en el ‘reality’, Anabel Pantoja lo había pasado muy mal anímicamente. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha contado que estar sola se le había hecho muy cuesta arriba. Tanto que incluso había amenazado con abandonar en varias ocasiones. Algo que finalmente ha cumplido.

Artículo relacionado

Una salida que, además, va a coincidir con su novio, Omar Sánchez (al que ella cariñosamente llama el Negro), en Madrid. El canario ha volado a la capital para “hacerse una cosa en el pelo”, según explicó Anabel, lo que va a propiciar que ambos no tengan que esperar y se vean nada más abandonar el ‘reality’.