Después de cuatro meses confinada en las Palmas de Gran Canaria, Anabel Pantoja reaparecía en televisión y lo hacía en el segundo programa de 'La última cena'. Con muchas ganas, la sobrina de Isabel Pantoja disfrutó de una reunión de lo más amena junto a sus compañeros de programa y donde estalló un fuerte enfrentamiento entre Mila Ximénez y Lydia Lozano que acabó con la segunda abandonando la cita.

Artículo relacionado

De esta noche tan especial ha hablado con su amiga Susana Molina, una charla entre amigas que ha formado parte del último capítulo de Mtmad de la murciana en el que han desvelado detalles como que ambas podrían ser infiel a sus parejas, ligar a través de un app o incluso robar en una tienda.

Ha sido en ese preciso momento cuando en un ataque de sinceridad Anabel le confesaba a su amiga lo que robó en su visita a 'La última cena': "En el baño, Nuría Marín tenía unos amenities (paquete con cepillo de dientes y dentrífico) por si vamos a vomitar o algo y a mi esto me viene muy bien", decía mientras mostraba el objeto del delito a cámara y se reía de su fechoría.

Anabel Pantoja y Susana Molina

Sus compañeros desconocen la trastada de la sobrina de Isabel Pantoja y estamos seguros de que no lo dejarán pasar en la próxima visita de la colaboradora a 'Sálvame' que se presume esta tarde, ya que la joven se encuentra de nuevo en Madrid para atender a sus compromisos profesionales.

En cada visita a la capital, Anabel se instala en casa de Susana donde la joven tiene una habitación y algunas de sus pertenencias. Cabe recordar que ambas compartían también domicilio cuando fueron víctimas de un robo hace un año que les quitó gran cantidad de bienes de gran valor.