El próximo mes de julio se cumplirá un año del robo que sufrieron Susana Molina y Anabel Pantoja en la casa que ambas compartían en Madrid. De esta terrible experiencia ha hablado la influencer en su último capítulo de Mtmad y es que reconoce que todavía siente miedo al recordar aquellos momentos.

Artículo relacionado

La ex participante de 'La isla de las tentaciones' narra como al regreso de la celebración del cumpleaños de Anabel se encontraron con la sorpresa de mal gusto: "La puerta estaba cerrada pero entré en mi habitación y estaba destrozada, todo patas arriba... me robaron el ordenador, el Ipad, un móvil... me dejaron seca, me robaron todo".

A pesar del mal trago de sufrir un robo, Susana desvelaba una anécdota todavía desconocida protagonizada por la sobrina de Isabel Pantoja: "Nos encontramos unas monedas de otro país y Anabel se creía que se trataba de un asesino en serie que iba dejando pistas o un juego de rol, se montó una película..." se reía la murciana al recordarlo. Como era de esperar no se trataba de nada oscuro: "Eran unas monedas de otro compañero que viaja mucho". Lamentablemente, la policía no pudo hacer nada por ellas ya que no se encontró ningún tipo de huella ni pista con respecto a los ladrones.

Susana Molina

Tal fue la reacción de la pareja de amigas que Susana no dudó un momento en hacer las maletas y cambiar de casa: "Yo ya no estaba cómoda porque Anabel casi nunca estaba y tenía muchísimo miedo. Eso pasó un viernes y el lunes me fui", revelaba.

Actualmente, las jóvenes han vuelto a compartir piso mientras Anabel se encuentre en la capital por motivos de trabajo. Este lunes, Susana se convirtió en el mayor apoyo de la colaboradora de 'Sálvame' después de vivir una de sus peores tardes en el programa presentado por Jorge Javier Vázquez: "Necesitaba esto", escribía la sevillana junto a una tierna imagen con su amiga.