"Desconectar para reconectar", es lo que están significando estos días de retiro en familia para Ana María Aldón. Aprovechando las vacaciones de Semana Santa, la diseñadora ha hecho las maletas y ha puesto tierra de por medio con la compañía incondicional de José Ortega Cano, prueba de que a pesar de toda la polémica ellos siguen apostando por su amor.

Artículo recomendado

Ana María Aldón, "molesta" con José Ortega Cano por el polémico comentario sobre su medicación

Ana María Aldón, "molesta" con José Ortega Cano por el polémico comentario sobre su medicación

Ha sido la propia Ana María Aldónquien compartía una batería de románticas imágenes en su perfil de Instagram junto a Ortega Cano, una forma muy clara de acallar los rumores de distanciamiento entre ellos. Dados de la mano mientras caminan hacia delante, una instantánea cargada de significado que la colaboradora de 'Viva la vida' ha acompañado de un breve texto: "Días de desconexión de mundo y conexión con una misma. Feliz fin de semana", escribía.

Ana María Aldón y José Ortega Cano

Ana María Aldón disfruta de unos días de desconexión con José Ortega Cano

Instagram @anamariaaldon

Ana María Aldón y José Ortega Cano se encuentran en Sanlúcar de Barrameda, localidad gaditana en la que reside toda la familia de la andaluza. Muy activa en redes sociales, Ana compartía el reencuentro con su nieta Nicole, con quien se le cae la baba.

Artículo recomendado

La drástica decisión de Emma García con Ana María Aldón con reproche para Ortega Cano incluido

La drástica decisión de Emma García con Ana María Aldón con reproche para Ortega Cano incluido
Ana María Aldón con su nieta
Instagram @anamariaaldon

Muy "molesta" con José Ortega Cano

Ana María reconocía abiertamente haberse molestado con su marido después de que este hiciera referencia públicamente a la medicación que tomaba mientras padecía depresión. Para acabar con cualquier tipo de especulación, ella misma aclaró en una intervención en 'Viva la vida' que dejó la medicación "hace dos años por prescripción médica" y recalcó: "A mí nadie me ha mandado ninguna medicación (....) Le dije que me molestó y me pidió perdón", sentenciaba.

La última imagen que ha compartido en Instagram es una prueba fehaciente de que todo sigue bien entre ellos y no piensa dejar que nada ni nadie afecte a su matrimonio. En las próximas semanas será la Primera Comunión de su hijo José María lo que vuelva a reunir a toda la familia frente a las cámaras.