Ana María Aldón ha recuperado la tranquilidad de su rutina junto a su familia y está viviendo un verano muy dulce tras la aventura más apasionante de su vida. La mujer de José Ortega Cano lo dio todo en 'Supervivientes 2020', donde se quedó con la miel en los labios quedándose en segunda posición tras Jorge Pérez. Pero su mayor premio fue la experiencia y todos los miedos que venció en la isla y que le han cambiado la vida para siempre.

Artículo relacionado

Un bonito recuerdo del que la diseñadora ha confesado tiene una espina clavada y, sin pensárselo dos veces, lo ha comentado con sus seguidores de Instagram en un directo que ha protagonizado este martes noche mientras preparaba un rico bacalao para cenar. La andaluza ha ido respondiendo a todas las preguntas de sus fans en la red social, que casi alcanzan ya los 100.000, y haciendo alarde de su sinceridad no se ha callado nada de nada.

Así, sin comerlo ni beberlo, Ana María ha querido sacar algo que le remueve y que tiene que ver con uno de los capítulos más polémicos de su paso por la isla. A unas horas de despedirse de Honduras Ana María fue señalada por no compartir una hamburguesa XXL con sus compañeros, solo con Rocío Flores. Mucho se habló de su 'egoísmo' en este detalle y la mujer de José Ortega Cano, de forma muy clara, ha revelado que la situación en la isla fue muy distinta a lo que se vio en España.

Ana María Aldón directo de Instagram

"La hamburguesa la compartí con Rocío flores, pero luego no podía terminar de comerla sin darle a Barranco y a Jorge, les di pan y patatas. Pero eso no salió en el programa, eso no lo sacaron y no se vio. No sé por qué... Para los que me han llamado egoísta...", ha dicho tajante.

Artículo relacionado

Además ha compartido en este directo su reflexión más cruda de la experiencia: "lo peor es la sensación de que no existes para tu familia. Un día otro día, un mes, otro mes... ¡Fueron 16 semanas! Yo pensaba que mi familia se había olvidado de mí", ha revelado muy sincera.