Adara Molinero es sinónimo de emociones a flor de piel, de contradicciones, de ser fieramente humana, de persona auténtica. La entrevista que concede a Lecturas, en exclusiva, antes de volver a entrar a la casa de 'Secret Story' tras superar la repesca es irrepetible, oro puro. La concursante de realities se desnuda como nunca y nos relata el infierno que vivió en su infancia a causa de los malos tratos que sufrieron ella y su madre, Elena Rodríguez, a manos de uno de sus novios. Una situación que lo cambió todo entre madre e hija y que llevó a Adara Molinero a tomar una de las decisiones más dolorosas de su vida.

Artículo recomendado

Adara Molinero ('Secret Story') desvela su gran drama en exclusiva

Adara Molinero ('Secret Story') desvela su gran drama en exclusiva

"Separarme de mi madre era necesario y doloroso", confiesa con un nudo en la garganta. Aunque han pasado ya dos años, revivir aquellas emociones ha vuelto a abrir las heridas. Y siguen doliendo. La concursante de 'Secret Story' tomó distancia con su madre al año de nacer su hijo en común con Hugo Sierra. Admite que fue un paso adelante muy meditado, un sacrificio tremendo, pero hecho pensando en el bien de ambas. "A la vez fue sano para las dos, si no, al sentir dolor, se puede llegar a pagar con la otra persona", cuenta en las páginas de Lecturas.

Artículo recomendado

'Secret Story': Rodri Fuertes deja clara su postura con Adara Molinero tras su separación por la repesca

'Secret Story': Rodri Fuertes deja clara su postura con Adara Molinero tras su separación por la repesca

En un momento tan trascendental para ella, se encontró cortando toda comunicación con su madre y con su padre durante dos largos meses. "Fue horrible", recuerda emocionada. Acudir a terapia ha sido crucial para superar unos traumas que afectaban su vida, pero también contó con un apoyo crucial, el de su pareja Rodri Fuertes, con quien acaba de superar una fuerte crisis. "No sabe nadie todo lo que he llorado. Imagínate a Rdori al verme así. Ahí estaba él comiéndose mi dolor", reconoce. "Rodri ha soportado muchísimo", continúa con la emoción a flor de piel, "soportó el dolor del distanciamiento con mi padre, lo de mi madre, mi separación de Hugo, el cambio de casa...". Un agradecimiento hacia su pareja infinito. "En mis peores momentos, él estuvo ahí", concluye.