Desolada, triste y a km de distancia de sus seres queridos, así se encuentra Adara Molinero cuando han pasado solo unas horas desde que Hugo Sierra haya aterrizado en Palma de Mallorca acompañado por toda su familia. Ella misma adelantó hace unas semanas lo "duro y difícil" que sería enfrentarse a este trance obligado para solucionar cuanto antes la custodia de su hijo Martín y poder retomar su vida de nuevo.

Artículo relacionado

La crisis sanitaria ha llevado a la ganadora de 'GH VIP 7' a viajar completamente sola hasta la isla balear y es que aunque Elena dijo que se trasladaría a Palma si fuera necesario para apoyar a su hija, por el momento no le está permitido por las circunstancias del país.

Adara no esconde su disgusto y compartía con sus seguidores cómo se encontraba mientras salía a pasear con su hijo Martín: "Estoy un poco nostálgica... además llevo el collar que me regaló mi amigo Raúl y cuando lo veo me da mucha pena", confesaba con evidente tristeza en su gesto. Pero su reacción no se quedaba ahí y en plena madrugada compartía un texto en el que hacía evidente lo sola que se siente en Palma: "Cómo extraño quedarme sin aire de tanto reírme con mis amigos".

Adara

Por el momento, se desconoce cómo ha sido el primer cara a cara entre la madrileña y el padre de su hijo en la casa en la que compartían hace solo unos meses. Esta no ha sido el primer contacto entre ellos, la expareja se reencontró días antes en el complejo 'La cigüeña' y tal y como se informó ambos compartieron una distendida charla.

El objetivo primordial de Adara es conseguir cuanto antes un acuerdo por el bien de su hijo y poder retomar su vida en Madrid. Toda esta situación le ha dado un duro aprendizaje a la joven y así lo manifestó a través de su perfil en Instagram: "Nunca dejes todo por amor". Una dura reflexión en la que recuerda como siempre ha sido ella la que ha dejado todo atrás sin pensar en las consecuencias.