No hay fecha oficial, pero el regreso de Carlota Corredera a la parrilla televisiva es inminente. La presentadora ya ha vuelto a la redacción de Mediaset para preparar su próximo proyecto profesional, uno que supone su reincorporación a la plantilla tras su fulminante despido el pasado mes de marzo. Ha aprovechado este tiempo para viajar, descansar y disfrutar de la familia. Ahora, con las pilas cargadas, afronta un nuevo formato que será, cuanto menos, polémico, uno que Telecinco ya ha comenzado a promocionar.

Artículo recomendado

La puesta a punto de Carlota Corredera ante su inminente vuelta a Telecinco

La puesta a punto de Carlota Corredera ante su inminente vuelta a Telecinco

Carlota se pone al frente de '¿Quién es mi padre?', un programa producido por La Fábrica de la Tele. En este espacio, que previsiblemente ocupará el prime time, se profundizará en las historias de hijos ilegítimos no reconocidos de personajes célebres. "Todos ellos han intentado demostrar que son hijos de hombres muy conocidos. Ha llegado el momento de escucharles y de dar respuesta a la pregunta más importante de sus vidas", dice Carlota Corredera en esta promo de 20 segundos.

Telecinco ya promociona #QuienEsMiPadre con Carlota Corredera.

Que bueno verte de nuevo, @CarlotaLlauger ❤️

pic.twitter.com/FKOcT7Jwrr

No hay fecha, pero el regreso de Carlota Corredera es algo que el público lleva tiempo pidiendo. Con el estreno en abierto de 'En el nombre de Rocío', después de su emisión en Mitele Plus, toda la audiencia de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' esperaba un reencuentro entre Rocío Carrasco y Carlota Corredera, pero la cadena apostó por Sandra Barneda para conducir los debates de esta segunda entrega de la docuserie.

Han pasado ocho años desde que debutó como presentadora en 'Sálvame', sin embargo, su reto más complicado fue 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'. Carlota Corredera tuvo que hacerse cargo del debate de cada capítulo, lo que supuso un punto de inflexión personal y profesional, pero también derivó en una de las épocas más convulsas de su carrera televisiva.

Carlota Corredera

Carlota Corredera, en el debate de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'

Mediaset España

La docuserie se estrenó en marzo de 2021. Debate tras debate, Carlota Corredera se posicionó como uno de los rostros más batalladores de la lucha feminista y fue un apoyo incondicional para la hija de Rocío Jurado. Recibió aplausos por su trabajo, pero también se convirtió en un blanco fácil para retrógrados y machistas. Esta presión sumada a los efectos que la pandemia había tenido sobre ella, dejándola a un nivel anímico muy bajo, comenzaron a hacer estragos en la presentadora. Empezó a ir a terapia, pero el desgaste ya era una realidad. "He pagado un precio muy alto", admitía.

Artículo recomendado

Entramos en el moderno y luminoso salón de la espectacular casa de Carlota Corredera

Entramos en el moderno y luminoso salón de la espectacular casa de Carlota Corredera

A principios de este año, en marzo, vio cómo se quedaba fuera en la reestructuración que sufrió 'Sálvame'. Carlota Corredera se despedía del que había sido su lugar de trabajo durante los últimos trece años. No sabía cuál iba a ser su futuro, pero se mantuvo activa y compartió todo lo que iba a ocurriendo a través de sus redes sociales. Ha aprovechado este parón para descansar y reconectar consigo misma, para recuperar contactos y rutinas olvidadas. Unos meses que no ha dejado de trabajar en proyectos que suele compaginar con la televisión, como su próximo libro, que podremos leerlo próximamente, como '¿Quién es mi padre?'.