‘Tierra Amarga’ volvió a dejarnos sin palabras la semana pasada. Mostró muchos giros de guion, y muchos de ellos nada esperados. El accidente de Úmit sigue siendo una de las tramas principales, ya que las consecuencias de este están atormentando a buena parte del reparto de la telenovela de las tardes de Antena 3. La joven doctora ha despertado del coma en pleno juicio de Demir. Su testimonio era fundamental para esclarecer lo que sucedió; sin embargo, la joven decidió mentir y culpar al joven. Demir entró en prisión. Mientras tanto, Fikret regresó a Çukurova después de que Müjgan lo abandonase al enterarse de que él era el verdadero culpable. Por suerte para Demir, Lütfiye convenció al sobrino de Fekeli, quien finalmente contó toda la verdad.

Artículo recomendado

'Tierra amarga' llega a su final en Turquía: ¿cuántos capítulos quedan por emitir en Antena 3?

'Tierra amarga' llega a su final en Turquía: ¿cuántos capítulos quedan por emitir en Antena 3?

Demir salió de prisión, pero se encontró con una situación complicada en casa. En su ausencia trataron de secuestrar al pequeño Adnan. Por suerte, Züleyha y Sevda lo evitaron aunque a un alto precio: el hombre murió y las dos mujeres decidieron deshacerse del cadáver en la oscuridad de la noche.

Müjgan ha regresado de Estambul con la intención de cerrar todas sus cuentas pendientes; se está enfrentando a aquel que le ha hecho daño. Primero plantó cara a Ümit, después habló las cosas claramente con Fikret. La doctora también quiso poner todas las cartas sobre la mesa: le contó a Züleyha la relación que Demir tuvo con Ümit. ¿Qué consecuencias tendrá esto?

Tierra Amarga

Ümit se encara con Demir, en 'Tierra Amarga'

Atresmedia

Esta semana, del 8 al 12 de agosto, ‘Tierra Amarga’ mostrará el cambio que experimenta la vida de Züleyha tras descubrir que Demir la engañó con Ümit. La joven tiene un plan que no ha querido desvelar a nadie, solo a Sadi, la que para ella es la única persona en la que puede confiar ahora mismo. Pero, para llevarlo a cabo, necesita la ayuda de Gülten así que tendrá que contarles todo.

Por otro lado, Ümit ya ha recibido el alta. La doctora no piensa dejar las cosas como están. Por eso, antes de llegar a casa, decide hacerle una visita a Demir en su despacho. Ümit quiere saber por qué no ha ido a recriminarle que lo haya declarado culpable, él estaba esperando a que se recuperase, o eso le ha dicho. Pero las sorpresas no acaban ahí. Después de visitar a Demir, Ümit se ha ido a casa. Al llegar se ha llevado una sorpresa nada agradable: todas sus cosas estaban en la puerta perfectamente empaquetadas.