Uno de los momentos que más llama la atención para cualquier concursante de ‘Supervivientes 2024’ es ese en el que pueden verse por primera vez delante de un espejo. Ahí pueden comprobar muchos cambios físicos que han sufrido tras las semanas en Honduras. Lorena Morlote (46 años) se convirtió el domingo en la segunda expulsada definitiva del programa y su reacción ante este hecho ha sido cuanto menos asombrosa, ya que no podía creerse todo lo que había adelgazado.

La peluquera de los famosos tiene algunas cuentas pendientes en su regreso a España. Su incipiente amistad con Laura Matamoros y las palabras que ambas han tenido hacia Makoke han sido de lo más discutidas en nuestro país, ya que la peluquera y la colaboradora eran grandes amigas. Pero antes de poder resolver sus diferencias con la que fuera su amiga, ha podido disfrutar de una estupenda ducha y comprobar las consecuencias en su físico de su paso por esta aventura.

La reacción de Lorena Morlote al verse en el espejo

Lorena no ha llegado a estar un mes en el reality de Telecinco. Sin embargo, estas semanas han sido más que suficientes para poder comenzar a apreciar un cambio físico en ella. Antes de emprender su viaje de vuelta a España, la superviviente se mostraba nerviosa ante el espejo que estaba cubierto con una tela e iba subiendo poco a poco para ir comprobando el cambio desde abajo hacia arriba.

Artículo recomendado

El giro inesperado en el caso de los hermanos Costanzia: el contenido del auto judicial

Los hermanos Costanzia con su padre Carlo

“¡Qué morena, las piernas, delgadita!”, exclamaba nada más poder ver sus piernas y el buen color que ha cogido en estas semanas. “El culo… Dios mío, ¡he perdido...bueno y esto como me queda de grande!”, continuaba diciendo tras girarse y poder ver lo mucho que le sobraba de su bañador. “¿En serio? O sea, cinco tallas... ¿En serio, soy yo?”, se preguntaba una y otra vez tras comprobar lo delgada que se había quedado.

Lorena Morlote
Telecinco

Mientras veía lo mucho que le sobraba del bañador que llevaba puesto, volvía a mostrar su total sorpresa. “¡Dios mío, estoy negra! Y el bañador que me quedaba pegado, pegado, pegado, o sea me queda enorme”, repetía. “Bueno, no me veo mal. Estoy bien porque estoy feliz, cuando uno está feliz se ve bien”, reflexionaba. “Me veo muy morena. ¡Qué fuerte, qué sensación!, ¿no?”, clamaba mientras seguía mirándose al espejo. Para finalizar, también ha querido acercarse para ver su pelo más largo del que iniciaba la aventura. “Esta es la Morlote, es lo que hay y el pelo como me ha crecido también”, expresaba entre risas.

La ducha de Lorena Morlote tras su expulsión de ‘Supervivientes 2024’

Otro momento muy valorable por todos los concursantes es aquel en el que pueden darse su primera ducha con agua dulce. La peluquera ha podido hacerlo antes de abandonar Honduras y su reacción ha sido impagable. “¡Madre mía! Por fin, después de un mes me voy a duchar, a lavar el pelo con agua, con jabón”, comenzaba diciendo antes de meterse en la ducha y poder disfrutar de este gran momento.

Artículo recomendado

El mensaje de Nagore Robles que daría la pista definitiva su fichaje por 'Supervivientes 2024'

Nagore Robles

“Ya no sé ni para donde es el caliente ni el frío”, expresaba mientras se colocaba debajo del agua. “¡No puede ser, agua caliente! ¡Increíble! ¡Qué sensación! No te puedo describir una sensación... agua caliente, ducha, jabón, o sea... lavarte la cara, el olor...”, exclamaba mientras le caía el agua caliente por todo su cuerpo. De hecho, constantemente ha estado expresando estas palabras de total emoción.

“La mitad del moreno seguro que se me va a ir porque... seguro que es suciedad 100%... mira ya se me ha ido la mitad del moreno”, comentaba mientras se enjabonaba todo su cuerpo. “¿Cómo puedes dar valor a algo que todos los días utilizamos en casa sin darle sentido?”, reflexionaba sobre una simple ducha, un gesto cotidiano poco apreciable por las condiciones en las que vivimos. “Cómo se aprende de la vida después de venir de la isla”, revelaba.

Lorena Morlote
Telecinco

“La sensación de haber estado allí un mes sin ducharte es como... te lavas en el mar, pero claro, realmente es como no lavarte porque te queda todo el salitre, el jabón no es jabón, el agua no es agua. Esa sensación de agotamiento que ya llega un día que dices hoy ni me baño en el mar”, añadía sobre el día a día en el concurso. No obstante, ha acabado la ducha y se ha secado con la toalla, algo que también ha valorado mucho. “No me lo creo este momento. Me siento con olor, limpia”, decía. “Cuánto echaba de menos una toalla limpia”, concluía la peluquera.