'Aruser@s', concretamente El Sevilla, dedicó un hueco a Georgina Rodríguez. El músico se hizo eco de la noticia de que la influencer, con más de 35 millones de seguidores en Instagram, había disparado la venta de longanizas después de haber comprado una buena remesa en una tienda de Graus, Huesca, durante la grabación de su documental en Netflix ('Soy Georgina'); sin embargo, Alfonso Arús pensaba que el motivo del aumento de ventas correspondía a otra cosa.

Artículo recomendado

'Aruser@s': María Moya recuerda el inquietante episodio que vivió con un vecino y su dron

'Aruser@s': María Moya recuerda el inquietante episodio que vivió con un vecino y su dron

En el documental de Netflix, Georgina confiesa que es una de sus favoritas y que intenta aprovechar cualquier ocasión que tiene para comprar todo tipo de embutido. "A mí esto me parece muy normal. Esta mujer es una influencer y la gente piensan que los ricos están todo el día comiendo caviar y Moët & Chandon, cuando las longanizas son las longanizas", expone El Sevilla a la cámara de 'Aruser@s'.

Georgina Rodríguez

Georgina Rodríguez, comprando embutido en Huesca

Netflix

"Resulta que ahora no es que se estén agotando las longanizas, es que no dan a basto. Eso es lo que han dicho los de la carnicería en donde ella compraba la longaniza cuando vivía allí". La tienda, situada en Graus, Huesca, se llama Embutidos Aventín Graus. Algo parecido le pasó a El Sevilla con la manteca colorá de la Venta La Butibamba, en Mijas. "Un día grabé un video con una tarrina de la Butibamba y el encargado de allí, mi amigo Carlos, me dijo: 'Sevilla, la primera vez en la historia de la venta que se acaba la manteca colorá'. Y yo soy un pringado en esto de las redes sociales, imagínese esta señora, que tiene millones y millones de seguidores", reflexiona.

Artículo recomendado

Tatiana Arús desvela en directo quién es el hijo favorito de Alfonso Arús y Angie Cárdenas

Tatiana Arús desvela en directo quién es el hijo favorito de Alfonso Arús y Angie Cárdenas

Alfonso Arús alucinó con este vídeo, sin embargo, él pensó que el aumento de las ventas se debía a otra cosa. "Pensaba que se había disparado la venta de longanizas porque a veces, insisto, a veces, parece salchichón embutido", comenta el presentador provocando la risa de sus compañeros. "A veces lleva la ropa un poco apretada", responden. "Es que se pasa zampando toda la serie", añaden.