Cada vez son más los consumidores que optan por las leches vegetales, además de no contener lactosa, ser bajas en grasas y aportar alto contenido en vitamina B también son muy recomendables para personas con digestiones lentas, problemas de estreñimiento o colon irritable. Por no hablar de que el consumo de este tipo de leches es más sostenible ya que tienen un menor impacto ambiental.

Y si, además, la puedes hacer tú mismo con tus ingredientes favoritos, sin duda se convierte en un imprescindible para cualquier food lover. Esto es, precisamente, lo que encontrarás en el MILKER de Jata, tu gran aliado en la cocina y el regalo perfecto para cualquier época del año.

La solución para disfrutar de leche vegetal recién hecha

Con el MILKER de Jata podrás disfrutar de leches no lácteas elaboradas a base de ingredientes vegetales (frutos secos, cereales, semillas, chufas…) y preparar tu propia leche vegetal favorita: de soja, avena, almendras, coco, arroz o avellana en la comodidad de tu cocina en cualquier momento del día. Sin conservantes, 100% natural y sin azúcares añadidos.

 

Milker de Jata 2
JATA

Y no solo eso, el MILKER también te da opción de disfrutar de deliciosos cafés realizados directamente con sus aromáticos granos. ¡Y en tan solo dos minutos!

Cómo preparar leches vegetales con el MILKER

Disfrutar de tu leche vegetal favorita es tan sencillo como llenar el vaso de agua hasta el nivel deseado, introducir el filtro dentro del vaso transparente –el cual está diseñado exclusivamente para encaje con la distancia idónea para que la mezcla emulsione–, verter los ingredientes en el filtro y accionar la batidora durante aproximadamente un minuto.

A continuación, y con la ayuda del mortero incluido en el MILKER se presiona suavemente hasta extraer las últimas gotas de la leche vegetal.

Milker de Jata 24
JATA

Y ya estaría lista para disfrutarla al momento o conservarla en el frigorífico durante varios días.

El secreto para una leche vegetal perfecta

Gracias al filtro del MILKER, con una malla de acero de 300 micras y de construcción cónica, la leche vegetal tendrá la textura perfecta ya que permite que el agua entre y salga de manera uniforme y dé lugar a una perfecta emulsión.

De esta manera, los nutrientes de los ingredientes se mezclan con el agua creando la bebida vegetal. Y como los agujeros del filtro son tan pequeños, los restos de los frutos secos, cereales o semillas no podrán pasar hacia la leche y se quedarán en la malla.

El MILKER incluye 5 fichas con deliciosas recetas: leche de avellanas con chocolate a la naranja, leche de avena, leche de avellanas y anacardos, caffe latte de almendras y caffe latte de cacachuetes. 

Con el MILKER podrás hacer mucho más que leche vegetal

Pero lo mejor de todo es que los restos de la pulpa de los frutos secos con los que realices tu leche vegetal favorita se pueden aprovechar y hacer otro tipo de recetas: paté, cremas de avellanas de verduras, guacamole, gazpacho, galletas... E incluso la pulpa de avena se puede reciclar para hacer mascarillas faciales que ayudan a hidratar, limpiar, cicatrizar y exfoliar la piel.

Si no sabes por dónde empezar, en tu MILKER encontrarás 8 trucos de aprovechamiento con la pulpa sobrante de estas recetas, pero seguro que se te ocurren muchos más. 

Milker de Jata 3
JATA

El MILKER permite ahorrar dinero y envases innecesarios al mismo tiempo que es sostenible con el planeta. Porque preparar en casa un litro de leche vegetal es mucho más barato que comprarla, es más saludable y está hecha al gusto del consumidor ya que se utilizan los ingredientes favoritos en cada momento. 

Pásate a lo natural con el MILKER de Jata y cuídate, cuida a los tuyos y cuida el planeta.