Anna Ferrer se ha coronado como la influencer con los vestidos más bonitos del verano. Ya es oficial. La hija de Paz Padilla ha compartido en Instagram un nuevo look ideal para la temporada estival que podríamos verle perfectamente a Sara Carbonero y que está firmado por la firma Saona Barcelona.

Artículo relacionado

Los vestidos lenceros siempre son una buena idea, ya que son delicados, femeninos, cómodos y nos solucionan cualquier look en un momento. Este, además, es de un tejido de origen natural muy especial y con muchísima caída. Una prenda única que tiene un diseño atemporal y cuyo color, un antracita maravilloso, pone el punto diferenciador (y de lo más coqueto) a nuestro armario de verano.

Anna Ferrer lo ha combinado con unas sandalias flip-flop, que son un clásico pero desde el verano pasado son tendencia absoluta y un sombrero de tejido natural, que es el complemento más cool del verano. Los sombreros elevan cualquier look y su manual de uso va mucho más allá que para protegernos del sol en las jornadas de playa. A la vista está.

El vestido de Anna Ferrer ha sido un éxito total por su extrema versatilidad, y es que es la típica prenda que podemos ponernos para ir a la piscina o a una cena súper especial con sandalias de tiras con tacón o unos mules joya como los de Zara de Tamara Falcó.

Un vestido delicado y ultra femenino con el largo perfecto y aberturas laterales para dar movimiento y que sea apto para todas las figuras. Aún hay varios disponibles en la web de Saona Barcelona y su precio es de 95 euros. Una buenísima inversión para el fondo de armario, que encaja en todos los estilos y NO tardará en agotarse.