Una mezcla muy singular

El truco mejor guardado de la reina Isabel II para que las joyas reales no dejen de brillar

La diseñadora de confianza de Buckingham, Angela Kelly, ha revelado un curioso detalle relacionado con el cuidado de los diamantes de la monarca

Isabel II

Actualizado a

No hay dudas de que las joyas de la familia real británica son de las más impresionantes del mundo. Con una gran historia detrás, ya que han pasado de generación en generación, las tiaras, anillos o colgantes de la reina Isabel II siguen brillando como el primer día. Y todo, gracias a uno de sus trucos mejor guardados.

Relacionado con esta noticia

Según ha revelado la diseñadora de confianza de Buckingham, Angela Kelly, en su libro ‘The Other Side of the Coin: The Queen, the Dresser and the Wardrobe’, la reina Isabel II utiliza una sencilla mezcla de ginebra y agua para preservar el brillo de las joyas reales. "Un poco de ginebra y agua son muy útiles para dar a los diamantes un brillo extra", ha revelado.

El palacio de Buckingham tiene una impresionante colección de joyas que lucen desde la reina Isabel II hasta Kate Middleton o Meghan Markle. A pesar de la calidad de estas piezas, el tiempo dificulta su conservación. Sin embargo, la monarca lo tiene claro y las mantiene lo mejor que puede. En concreto, la abuela de los príncipes Guillermo y Harry introduce las piezas en agua y ginebra.

Reina Isabel II

Esta no es la única revelación que Kelly ha realizado en su libro. La mujer al frente del guardarropas de la reina Isabel II también ha hecho público el truco del té para que los faldones de bautizo de los nuevos royals pareciera antiguo. En concreto, ha asegurado que para que se asemejara al original, utilizado en Buckingham hasta el año 2004, decidieron teñirlo con té negro: “Pusimos cada pequeña pieza de encaje en un cuenco y lo llenamos con agua fría y una bolsita de té. Dejamos cada pieza unos cinco minutos, mientras comprobábamos que la regularidad del color fuera perfecta”.

Relacionado con esta noticia

Además, también ha confesado que es ella misma la que moldea los zapatos de la reina para que no le molesten. "La reina realmente tiene muy poco tiempo para sí mismo y no tiene tiempo para usar sus propios zapatos y compartimos talla, así que tiene sentido", ha asegurado. Unos 'secretos' reales que la propia reina le ha autorizado a revelar tras 25 años trabajando juntas.

Más Sobre...

Isabel II de Inglaterra Casas Reales Realeza Joyas famosos

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?