Makoke ha compartido su truco para hacerse unas ondas surferas muy sutiles y rejuvenecedoras perfectas para salvarnos la vida en cualquier ocasión. La colaboradora es muy fan de las beach waves y tiene un secreto "muy efectivo" para hacérselas sin necesidad de usar planchas, rizador o secador, ni siquiera uno de esos rulos específicos que ahora están tan de moda.

Artículo recomendado

Fabiola Martínez se rinde a las babylights para castañas, las mechas que más iluminan su melena

Fabiola Martínez se rinde a las babylights para castañas, las mechas que más iluminan su melena

Makoke se hace el peinado de moda de cada verano, las ondas surferas, haciéndose dos moñetes, sin más. "Cuando el pelo aún está húmedo, te haces dos tirabuzones, te coges dos coquitos y al soltarlo queda ondulado. Es un truco muy efectivo", ha explicado en Instagram a sus seguidoras mientras se maquillaba para ir a 'Viva la Vida'. Es clave dejar secar el pelo hasta que esté únicamente húmedo y luego hacer estos "coquitos" que lo ondulan de forma natural.

Ondas surferas Makoke
INSTAGRAM @makoke_

Las ondas de Makoke recuerdan a esas que tanto nos gustan cuando estamos recién llegadas de la playa. Además son fáciles de mantener y rejuvenecen un montón. Son perfectas para mujeres de pelo fino que quieren darle más volumen a su melena o simplemente un aspecto más desenfadado sin recurrir a los clásicas ondas muy marcadas de la plancha o el rizador.

Además, como el objetivo es conseguir ese punto effortless y relajado requieren muy poco mantenimiento. Se puede poner un poco de producto de peinado para dar textura o un spray de sal para que parezca que estamos recién salidas del mar. Es un peinado fácil que podemos copiar durante todo el año pero que en verano, desde luego, nos va a venir fenomenal.

Makoke ondas
INSTAGRAM @makoke_

Por supuesto para que estas ondas queden perfectas hay que tener el pelo bien hidratado y con las puntas bien saneadas para conseguir ese efecto refrescante y juvenil. Aquí el truco de Makoke para lucir una melena larga y brillante más allá de los 50. ¡Volumen y cuerpo a la melena!