Aunque aún no ha llegado el otoño, estamos viendo como las tendencias de la temporada si que están empezando a asomarse. En clave de belleza, los cambios de look están a la orden del día. Una buena manera de comenzar de nuevo la rutina, y de paso sanear nuestro cabello tras esos meses de exposición solar, y probar nuevos colores de pelo con los que vernos un aire diferente. Aunque los castaños y tonos rojizos vienen pisando fuerte este otoño 2022, el rubio siempre es una apuesta segura, y la opción favorita de la mayoría. Así nos lo ha vuelto a confirmar Anna Ferrer con un cambio de look de lo más favorecedor y en tendencia para este otoño.

Artículo recomendado

4 razones por las que incluir el retinol en tu rutina de belleza después del verano

4 razones por las que incluir el retinol en tu rutina de belleza después del verano

Lejos de esas versiones más evidente de rubio, se busca un resultado mucho más natural. Y para encontrar ese resultado sutil, la solución suele ser encontrar un tono intermedio entre un rubio muy frío y uno muy cálido, teniendo muy en cuenta el color base de nuestro cabello para no generar demasiado contraste. Así conseguiremos que este rubio se funda con el color natural de cada persona, e incluyamos puntos de luz de forma degrada y poco marcada. Una opción ideal para vernos diferentes, pero sin dejar de vernos naturales, y lo más importante, para no tener que estar tan preocupada del mantenimiento del mismo, ya que el contraste es menor y a la hora de dejar crecer el cabello encontraremos un resultado menos evidente y marcado que unas mechas en tonos muy fríos.

¿En qué consiste el cambio de look de Anna Ferrer?

Según nos cuentan los expertos de Wella Professionals, con quienes ha realizado el cambio, este cambio de look es perfecto para aportar brillo sin necesidad de modificar la base del cabello. Su colorista Javier Vila, ha apostado por rubio ceniza con mucho brillo gracias a Shinefinity, la novedad en color de Wella Professionals. Además de notar un color vibrante, se nota el cabello mucho más suave.
Además, según nos cuentan los expertos, Javier Vila apostó por utilizar el sombreado de raíz para que así el color crezca bien, es decir, que a medida pase el tiempo, sigas viéndolo bien y no notes en ningún momento el efecto "raya" en el cabello, sino que siempre quede natural, algo súper importante para nuestro Colorista.
Mantener el cabello sano, conseguir un efecto dimensional, un color personalizado y de aspecto natural era el objetivo de Javier.