Ivana Icardi ha decidido dar un cambio radical a su imagen. Si por algo se caracterizaba la novia de Hugo Sierra era por su larga melena rubia pero… ¡Ha cortado por lo sano! Y nunca mejor dicho. La que fuera concursante de ‘Supervivientes 2020’ acudió hace unos días a su peluquería para sanear su cabello porque no lo tenía ni mucho menos en su mejor momento.Ivana luce desde entonces una melena midi súper favorecedora. Aunque en un principio le daba miedo eso de meter tijera, después de haberlo hecho se ha mostrado encantada con el resultado y no se ha arrepentido en absoluto. Ahora ha ido más allá y se ha sometido a un tratamiento para reparar los desperfectos que sigue habiendo en su cabello, en especial debido a una causa que ella misma ha explicado.

Artículo recomendado

Anabel Pantoja arrasa con la manicura de corazones ideal para uñas cortas

Anabel Pantoja arrasa con la manicura de corazones ideal para uñas cortas

Ivana Icardi ha contado que durante su embarazo fue a una peluquería y se decoloró el cabello, algo que provocó que lo tuviera como “paja”. Al ver el resultado la exsuperviviente decidió no decolorárselo nunca más. Ivana comenzó a cuidarse la melena en casa, hasta que llegó a al conclusión de que lo mejor era cortar la melena de forma radical. Pero aquí volvía a encontrarse con un problema. La novia de Hugo Sierra he explicado que para que su pelo luzca bien con ese largo, no le queda otra que utilizar planchas, y que por tanto se arriesga mucho a quemar su melena. Por eso se ha sometido a un tratamiento para hidratar su melena, tenerla suave y evitar el encrespamiento.

Ivana Icardi

Ivana Icardi luce nuevo look.

Instagram @ivannaicardi

Ivana Icardi ha mostrado el resultado de su corte y tratamiento y ahora su melena luce brillante, sana y con mucho movimiento. La que fuera concursante de ‘Supervivientes 2020’ se ha mostrado encantada con el resultado y confía en que su pelo se mantenga así durante un buen tiempo. Tal y como ha dicho, está dispuesta a cuidárselo y evitar las decoloraciones y dar un uso responsable a la plancha del pelo para que su melena no termine quemándose.