Ha pasado un año desde que la repentina muerte de Jaime Carvajal nos encogiera el corazón. El empresario y marido de Xandra Falcó acababa de regresar de sus vacaciones cuando un infarto fulminante acabó con su vida sumiendo en una profunda tristeza a toda su familia y amigos. Esta inesperada pérdida llegaba solo seis meses después de la muerte de Carlos Falcó a consecuencia del coronavirus.

Artículo relacionado

Este ha sido el año más trágico para la vida de Xandra Falcó que tenía que ver como los dos hombres más importantes de su vida fallecían con apenas meses de diferencia. Después de un tiempo de retiro, la marquesa de Mirabel, que está volcada en el cuidado de sus hijas y sus diferentes proyectos profesionales, ha conseguido salir adelante gracias al apoyo de todos sus seres queridos. Han sido todos ellos quienes le han acompañado en la misa funeral que ha celebrado este martes en honor a Jaime Carvajal en la iglesia madrileña de San Francisco de Borja.

Xandra, con un traje de chaqueta negro y sencilla camiseta blanca, llegaba al templo arropada por sus hijas y hasta allí se trasladaban los padres de Jaime Carvajal, su hermano Manuel así como Lorenzo Caprile o Álvaro Fuster, entre otros. Se echó en falta la presencia de Tamara Falcó que recientemente también sufría la pérdida de su abuela, uno de los pilares fundamentales de su vida.

La empresaria ha dado una vez más una gran lección de entereza y no ha dudado en atender a la prensa para resaltar todas las cualidades de su marido. "Hoy es un día para el recuerdo y para la memoria de Jaime, que fue un marido, un padre y un hijo ejemplar y maravilloso y nos hemos reunido aquí para rezar por él y recordarle. Muchas gracias por acompañarnos", ha dicho.