Uno de los temas que más está dando que hablar en los últimos días es el Caso Cantora. La falsa modelo rusa que hablaba con varios famosos se ha convertido en la absoluta protagonista de las redes sociales y de algunos programas de televisión. De momento se desconoce quién está detrás de esta mujer. Lo que sí se sabe son algunos de los nombres que han sido víctimas de esta estafa. Si hace unos días fue el actor Miguel Ángel Silvestre el que contó con humor su experiencia en este caso, hoy ha sido Suso Álvarez el que ha hablado en ‘Viva la vida’.

Artículo relacionado

El exconcursante de ‘Gran Hermano’ era uno de los que mantenía contacto con este perfil falso de las redes sociales. Ha confesado que en un principio se lo tomó con humor porque le resultaba un poco extraño. “Primero me lo tomé a broma, a cachondeo. A mí me ha roto el corazón. Yo pensaba que era real. Le escribí a mi madre que me había enamorado”, le ha contado Suso a Emma García en el plató del programa de Telecinco.

Pero después le siguió el juego. “Llega un momento en el que empiezo a establecer una conversación con ella, me dice que viene a Madrid, le digo que voy al aeropuerto a buscarla, que tomamos un café. Incluso hay un momento en el que me manda audios. Hay audios en los que sale una voz de chica”, ha relatado muy sorprendido. Pero lo más fuerte no es eso. La situación fue más allá. “Llega un momento en el que ella me pasa fotos un poco íntimas y me pide que yo le pase fotos mías íntimas. Si se las llego a pasar me hubiera hecho muchísimo daño. Yo nunca paso este tipo de fotos”, algo por lo que Suso se ha sentido aliviado y no ha querido imaginar hasta dónde podía llegar esta supuesta modelo si se las hubiera enviado.

Suso preocupado

Además ha contado que en su momento salió a la luz un dato que le llegó a afectar en su vida personal. “Primero me lo tomo a cachondeo, pero el cachondeo se termina cuando se filtra en las redes que yo entablo conversación con la modelo rusa cuando yo estaba con mi ex pareja. Ahí es donde van a hacerme daño”, ha concluido Suso, que todavía está desconcertado con el caso.