Horas, días... Violeta Mangriñán está a punto de dar a luz a Gala. La espera se le está haciendo eterna igual que a sus dos millones de seguidores pero ya queda nada y menos para verle la carita a su bebé. La influencer está a pocos momentos de ver cómo su vida cambia radicalmente tras el nacimiento de su primera hija con Fabio Colloricchio. La joven se ha abierto en canal durante estos nueve meses de gestación, ha contado públicamente que ha cogido 11 kilos y medio, casi 12, de más... Y, por si fuera poco, se ha emocionado al contar la bonita historia que se esconde tras el nombre de Gala.

Artículo recomendado

Violeta Mangriñán, nerviosa por el parto, revela los kilos que ha engordado durante el embarazo de Gala

Violeta Mangriñán, nerviosa por el parto, revela los kilos que ha engordado durante el embarazo de Gala

Violeta Mangriñán ha hecho partícipes a todos sus seguidores de todos y cada uno de los momentos de su embarazo, tanto buenos como malos. Y no se ha podido resistir al contar el motivo por el que han llamado a su bebé Gala.

"No es de cuento de hadas pero es una historia real. Yo era una niña, unos 12 años aproximadamente como mucho. Mi padre tiene un amigo en el pueblo donde siempre me he criado. Ese amigo tiene un taller de coches junto con su hermano. Un día llega mi padre a casa y me dice el hermano de X ha sido padre de una niña, la han llamado Gala. Y yo con 12 años dije: "Wow. ¡Qué nombre más chulo! Si algún día soy madre y tengo una niña le pienso llamar así". Y 16 años después aquí me encuentro a punto de dar a luz a mi hija Gala", ha relatado Violeta Mangriñán deseando tener a su pequeña ya en brazos.

violeta mangriñán

Violeta Mangriñán revela por qué ha puesto a su hija el nombre de Gala.

Instagram @violeta

Artículo recomendado

Violeta Mangriñán sufre un imprevisto familiar de última hora antes de dar a luz a Gala

Violeta Mangriñán sufre un imprevisto familiar de última hora antes de dar a luz a Gala

Violeta también ha querido manifestarse sobre sus planes de futuro, ahora que Gala va a convertirse en su máxima prioridad. La novia de Fabio Colloricchio ha dado detalles de cómo va a ser su vida en pocos meses y de los proyectos que tiene en mente: "Mis proyectos y planes para este próximo curso, tanto profesionales como personales son: primero, aprender a ser mamá y tratar de hacerlo lo mejor posible. Tanto la crianza como la educación de mi hija, invertir en ella todo el tiempo que pueda porque de amor irá sobrada. Segundo, seguir con mi trabajo en redes sociales como hasta ahora. Tratando de crecer y mejorar continuamente. Eso siempre. Tercero, acabar con las obras de mi casa, más toda la decoración y mudarme a finales de este año o a principios del próximo. Cuarto, empezar los estudios (a distancia) sin que pase este año. Sacarme la carrera de Nutrición es lo que más ilusión me hace y no veo la hora de empezar con todo cuanto antes. Y por último, seguir con mis inversiones y proyectos de negocio, con calma sin exigirme demasiado", ha explicado confirmando que van a ser meses muy intensos y que va a dar todo de sí misma.

violeta mangriñán

Violeta Mangriñán habla de sus proyectos de futuro.

Instagram @violeta

¿Se replantea tener más hijos con Fabio después de Gala?

Violeta ha roto su silencio sobre este tema y, por el momento, solo quiere centrarse única y exclusivamente en Gala. Por lo que la idea de seguir ampliando la familia queda en el aire: "No puedo responder a esta pregunta ahora mismo. En principio no entra en mis planes, a corto plazo por lo menos, pero nunca se sabe... Primero veamos qué tal con Gala y en un futuro ya se verá. Me da mucha rabia la presión que hay con este asunto, como si por tener uno ya estuviese obligada a tener otro, lo típico de: "Mujer, ¿pero no vas a darle un hermanito al menos? No va a estar solita pobre". Y ya te tratan de cargas automáticamente con esa responsabilidad de tener más y no. Tan lícito es tener uno, dos, tres como ninguno. Yo no me puedo imaginar la vida sin mi hermana pero estoy que de haber sido hija única, nunca hubiese estado sola", ha zanjado.