Tal y como confirmó antes del inicio del programa y tal y como la productora le prometió, Violeta Mangriñán era la primera concursante de esta edición que se ha adelantado al mes de febrero después de que tuviera que abandonar el concurso el año pasado por motivos de salud. Sin embargo, y para lamento de la protagonista, las cosas no han salido como ella deseaba.

Como manda el protocolo, la valenciana se hizo las pruebas médicas pertinentes y todo salió a la perfección: "Los médicos me dijeron 'nosotros no podemos decirte que no vayas' pero siguiendo con las tres piedrecitas que tiene en la vesícula corres el riesgo de que te pase lo mismo que el año pasado".

Artículo relacionado

Este fue el principal motivo por el que la novia de Fabio Colloricio decidió no viajar hasta Honduras: "Yo soy la primera que no quiere volver a pasar por eso porque fue horrible". Pero había una opción y Violeta tenía que tomar una decisión: operarse de la vesícula. "Desde que salí de 'Supervivientes la vesícula no me ha vuelto a dar problemas por lo que operarme para eso me parecía demasiado", ha explicado a sus seguidores en su canal personal de Mtmad.

La colaboradora de 'Mujeres, hombres y viceversa' ha reconocido que tarde o temprano tendrá que someterse ha dicha intervención: "Tengo una vesícula dañada pero me la quitaré cuando realmente me de problemas y no para entrar en un reality". Violeta ha sacado el lado positivo a la situación: "Estoy muy fastidiada por no estar allí pero lo voy a vivir desde plató".

Si algo tiene claro Violeta es que su paso por 'Supervivientes' le cambió la vida: "Encontré al amor de mi vida. Esa isla la siento como mía" y afirma que no existe un reality más real que ese. Además, ha aprovechado para enviar un mensaje a Alberto Barranco, a quien conoce muy bien ya que fue su pretendienta en MYHYV: "Lo veo ahí y digo... todos los tontos tienen suerte".