“Y la vida pasa... Alba Díaz, camina, grita, corre, llora, baila, ríe, siente, equivócate, perdona, ama, vive... pero jamás te arrepientas si lo haces con el corazón. Yo siempre estaré a tu lado... La vida pa’ ti, amor mío...#18años”. ¿Puede existir un consejo mejor cuando acabas de cumplir 18 años? Vicky Martín Berrocal ha dado con la clave al felicitar a su única hija.

Artículo relacionado

Ayer veíamos a la diseñadora, en sus redes sociales, poniéndose guapa (más aún) para la importante fecha. Lo que más quiere, su hija, cumpliría 18 años en solo un día y ella quería estar resplandeciente para ella, por eso se sometió a un exclusivo tratamiento: una mascarilla de oro. Mientras la joven aterrizaba de su viaje a París con Los Díaz, Martín Berrocal se ponía a punto para el día C, de cumpleaños.

Alba y Vicky mantienen una relación muy especial. Son mucho más que madre e hija. Tienen una complicidad única, lo que las ha convertido en las mejores amigas. Esta unión tan estrecha hizo difícil la separación el año pasado. La adolescente estudió un curso en Estados Unidos y a su madre se le hizo muy cuesta arriba lo de vivir a miles de kilómetros de ella cuando jamás se habían separado. Pero ahora, con la joven estudiando en España, todo es más fácil. Como muy lejos están a dos horitas de AVE si una está en Sevilla y la otra en Madrid.

Está buenísima relación se acrecenta, además, en los gustos que comparten. Por ejemplo, las dos son unas ‘fashionistas’ empedernidas. Vicky ha hecho de su pasión su trabajo, y parece que la joven seguirá sus pasos, pues ya le ayuda con los ‘shootings’ para las campañas de Victoria, la firma que con tanto esfuerzo creó hace más de una década. Comparten salidas nocturnas, planes solo para chicas, confesiones y también ring, porque ambas han caído rendidas a los guantes y a las cuerdas, convirtiéndose el boxeo en su deporte favoritísimo de todos los tiempos.

En la celebración por el 18 cumpleaños de Alba seguro que madre e hija brindarán por todo lo vivido, pero, sobre todo, por todo lo que está por venir.