Este es el verano que Anabel Pantoja se siente más sexy y segura de sí misma y, por eso, no está dudando en presumir de figura siempre que tiene ocasión. Después de unas vacaciones en Cádiz acompañada de su chico, la sobrina de Isabel Pantoja ha puesto rumbo a la isla de Ibiza, donde se ha dejado ver en compañía del periodista Luis Rollán y el fotógrafo Mauricio Vidal.

Artículo relacionado

Tras una jornada en la playa, Anabel decidió darse una refrescante ducha. Enfundada en un bikini con top de rayas y braguita negra, protagonizó un sensual momento sin quererlo. Hace algunos años, la sobrinísima se sometió a una operación de reducción de estómago, un paso que más ha imitado su primo Kiko, un proceso por el que perdió muchos kilos, que ha mantenido a raya con ejercicio y cuidando la alimentació.

Anabel Pantoja ha ganado en seguridad y, sobre todo, en salud, pues ha llegado a perder más de 30 kilos. “Me operé hace cuatro años. Tengo un anillo puesto en la boca del estómago para reducirlo, así me sacio antes al comer”, explicó hace unas semanas en ‘Sálvame’. “Como de todo, pero me puedo comer solamente un cachito de cada cosa, porque me lleno antes. Lo estoy complementando también con deporte, porque voy a crossfit. Esto me ha cambiado la vida. Mi problema es que no comía bien. Me gustan poco las verduras y no como fruta. Era de dulce y además nunca he hecho mucho deporte”.

Sin duda, una operación que cambió su vida para siempre y gracias a la cual es una mujer nueva. Un camino que ahora está siguiente su primo Kiko, quien ya ha empezado a notar el cambio.