Irene Rosales vivió el pasado mes de febrero el mazazo más duro de su vida tras perder a su madre. La mujer de Kiko Rivera se volcaba entonces en su marido y, sobre todo, en sus hijas, Ana y Carlota, para encontrar un poco de aliento y alivio ante un palo tan tremendo. Pero también en Isabel Pantoja, su suegra, encontró el consuelo maternal, y así lo ha confesado en 'Ven a cenar conmnigo: Gourmet Edition'.

Artículo relacionado

La colaboradora de 'Viva la Vida' ha sido la primera anfitriona del programa y ha abierto las puertas de su casa a Fani Carbajo, Miguel Frigenti y Amador Mohedano. Durante su cena, su familia política ha estado muy presente e Irene ha dedicado unas bonitas palabras a su suegra: "Isabel es muy normal y maravillosa en todos los sentidos como artista y como suegra", ha contado.

Pero sus homenajes no han quedado ahí. Irene Rosales, que ha homenajeado a la tonadillera cocinando pollo (el suyo en salsa de almendras, no a la Pantoja), ha revelado en un momento de la cena qué ha significado para ella la madre de su marido tras la pérdida de su madre. "¿Mi suegra? Es entre suegra y madre, y ahora que me falta la mía pues la trato como una madre", ha contado Irene.

Irene Rosales

De esta forma Irene Rosales ha querido volver a agradecer públicamente a Isabel Pantoja su apoyo en momentos tan duros y complicados para ella. La madre de Kiko Rivera ha estado en todo momento al lado de su hijo y su suegra en estos meses, y muy pendiente de ellos a pesar de estar separados por la situación en el país. "Mi suegra cuando nos ha tenido que ayudar, nos ha ayudado", reconoció hace unos días en su programa al hablar de los problemas que ha pasado su familia en este 2020.