Rosa López está harta, ya no podía más y ha estallado con todas. La cantante se está convirtiendo en la concursante más polémica de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition' por dos sencillas razones: su filosofía de vida vegana, por un lado, y las constantes rajadas de sus compañeros a sus espaldas, sobre todo. "En mi cena le voy a poner un poco de césped", dijo Aless Gibaja, la cena en la casa de Francisco empezaba fuerte...

Artículo relacionado

La cena vegana de la de 'Europe's living a celebration' sigue generando comentarios de sus compañeros de concurso, y parece que así seguirá hasta el final. La cita esta semana era en la casa de Francisco pero no fue su dieta inspirada en la cocina tradicional del Mediterráneo y su mujer Paca lo que causó sensación entre los comensales, en realidad todos tenían en vistas otro placer: ver la reacción de Rosa cuando viera 'mucho animal' en todos los platos del cantante.

El anfitrión no pensó mucho en la dieta de Rosa cuando elaboró su menú, las cosas como son, aunque le hizo una ensalada con triple de lechuga y tomates cherry, todo sea dicho, por si no se 'animaba' a probar los calamares y la merluza que protagonizaban sus platos. Esto más el jamón que intentaron meterle por los ojos en el cóctel de bienvenida hizo estallar a la andaluza: "Me da la sensación de que yo tengo que empatizar con todo el mundo, pero el resto no empatiza conmigo", comentó triste e indignada Rosa, que probó un poco de queso por "educación".

cena de francisco ven a cenar conmigo

Rosa, con las tripas por montera, soportó el temporal como pudo durante la cena probando con el dedito la salsa de los platos 'no veganos' del cantante, pero terminó explotando: "Jode mucho que opinen de mi filosofía de vida y además sin tener la mente abierta", terminó.

La 'filosofía de vida' de Rosa sigue siendo el centro de burla entre sus compañeros de concurso. "¿No os sentó muy mal la cena de Rosa?, ¿no fuisteis mucho al baño?", decía Aless Gibaja nada más llegar a la casa de Francisco y antes de que Rosa llegara a la cena, claro. "No fue mi mejor noche", respondió Laura Matamoros haciendo estallar la risa del resto. Y aún quedan dos cenas...