Fran y Cayetano Rivera no van a esperar más. Los hermanos de Kiko Rivera han sumado presión sobre Isabel Pantoja a propósito de la herencia de Paquirri, que les tiene fuertemente enfrentados. Desde 'La redacción' de Telemadrid, tal como recoge FórmulaTV, ha sido de nuevo su abogado, Joaquín Moeckel, el encargado de transmitir en qué consiste el próximo y definitivo paso de los hijos de Carmina Ordóñez contra la tonadillera. "Si durante este mes no nos ponemos de acuerdo, ya no espero más", ha declarado con firmeza.

Artículo relacionado

El ultimátum que encierran estas palabras es claro: Fran y Cayetano Rivera darían de tiempo a Isabel Pantoja hasta el 28 de febrero para ponerse en contacto con ellos y devolverles los objetivos que Paquirri les dejó en herencia. En el caso de volverse a encontrarse con silencios u obstáculos, pasarían de intentar llegar a una solución "extraprocesalmente" y por la vía del diálogo, a forzarla por la "vía civil".

De nuevo, la piedra está sobre el tejado de Cantora y en manos de Isabel Pantoja. Si no devuelve los trajes del torero que pertenecen a sus hijos, ellos mismos pondrán fin a la vía pacífica que han estado explotando desde que Kiko Rivera volvió a sacar a la palestra los enseres de su padre que, presuntamente, habrían sido robados, pero que habría vuelto a ver en un cuarto de la finca donde vive la tonadillera.

Artículo relacionado

“Se abrió la habitación de Paquirri, que estaba siempre cerrada, y Kiko vio que estaba absolutamente todo lo de su padre, y que en su día se denunció por robo”, esta era la clave que detonaba la bomba definitiva en Cantora. La pronunciaba Jorge Javier Vázquez en la primera entrega de 'Cantora: La herencia envenenada' después de que Kiko Rivera revelara la visión que le dejó totalmente en shock en una de las últimas visitas a la finca. Un valioso testimonio con el que ha cogido fuerza la gran lucha que han llevado a cabo sus hermanos, Fran y Cayetano, por recuperar los objetivos que su padre les había dejado en herencia.