En la tarde de ayer salía a la luz que Raquel Mosquera había sido ingresada de urgencia en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid tras sufrir un brote psicótico. La que fuera mujer de Pedro Carrasco habló para Lecturas sobre el trastorno de bipolaridad que padece desde hace años y que le han llevado a seguir un tratamiento para controlar los síntomas.

Raquel Mosquera rompía su silencio hace algunos días tras escuchar el testimonio de Rocío Carrasco en 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' pero parece que los nervios le han vuelto a jugar una mala pasada.

Artículo relacionado

Pepe del Real daba la última hora del estado de salud de Raquel Mosquera desde 'El Programa de AR'. El reportero ha manifestado que la peluquera "continúa ingresada" en urgencias acompañada por su pareja Isi, que fue quien la llevó hasta el centro sanitario en la madrugada del 13 de abril.

Fueron tales las delicadas circunstancias en las que llegó al hospital que los médicos procedieron a sedarla: "No recibe visitas porque aún está en urgencias y está sedada", advertía el periodista. De hecho, tal y como ha adelantado el equipo médico "se plantea que cuando reciba el alta médica se vaya a la clínica López Ibor (especializada salud mental)". Al parecer, Raquel, sobrepasada por la situación, necesitaría un tratamiento ambulatorio y que la hagan un seguimiento para volver a estabilizarla.

Pepe del Real ha manifestado que se está investigando si este brote ha sido originado por una dejadez en su tratamiento habitual o ha sufrido un pico de estrés que estaría ligado a la emisión de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'. "Posiblemente habrían tenido que aumentar esa dosis para controlar su enfermedad", ha reconocido.