Una de las cosas que más ha llamado la atención del desahucio de Toño Sanchís fue que el exrepresentante hizo la mudanza tan solo 24 horas antes de tener que abandonar el domicilio en el que vivía junto a su mujer y sus hijos. Ahora se ha sabido que el examigo de Belén Esteban tenía una razón para apurar al máximo el traslado de sus pertenencias a su nuevo hogar… ¡Toño Pensaba que el día 5 de marzo no iba a ser desahuciado!

Artículo relacionado

María Patiño ha contado en ‘Sálvame’ que el exrepresentante tenía un “as en la manga” por el que pensaba que no le iban a obligar a dejar la casa que el año pasado Belén adquirió en subasta pública. “Te puedo garantizar, que ya lo contará Belén, que Toño pensaba que esa mañana no se iba porque la ley lo amparaba. Por eso la mudanza se hizo 24 horas antes. Estoy hablando de documentación oficial. Él tenía un as en la manga absolutamente sorprendente y él pensaba que esa mañana del 5 de marzo la ley podía ampararle a él”, han sido las palabras con las que la colaboradora ha dado la razón de las 24 horas más frenéticas para Toño Sanchís. Sin entrar en más detalles, María ha asegurado que será la propia Belén la que cuente en los próximos días de qué se trataba ese as en la manga en el que tanto confiaba Toño.

Toño Sanchis
Gtres

Tras realizar la mudanza el día 4 de marzo, la última vez que se vio a Toño salir del chalé fue el día 5, el mismo día en el que Belén Esteban pudo hacer uso de su vivienda. Aunque ese día la de Paracuellos no acudió a la casa, sí lo hicieron sus gestores y abogados. Y dos días más tarde, cuando, ya se sentía preparada, ella fue con su marido Miguel a visitar la vivienda. Ahora, tal y como avanzamos en Lecturas en exclusiva en el número de esta semana, Belén está centrada en recuperar todavía más dinero, ya que tiene documentos que acreditan que Toño le adeuda un millón de euros más. Además ha empezado un proceso penal contra su examigo y su mujer Lorena.