Este fin de semana Belén Esteban accedía por primera vez a la que fuera la casa de Toño Sanchís. Una vivienda que ella adquirió hace un año mediante subasta pública y a la que aún no había podido entrar. El pasado jueves su exrepresentante agotó el plazo para abandonar el que hasta el momento había sido su domicilio familiar y por fin la de San Blas podía disponer de su casa. Pero no fue hasta el sábado cuando la colaboradora se acercó al domicilio por primera vez.

Artículo relacionado

Aunque no ha querido hablar del tema en ‘Sálvame’, Belén Esteban ha contado que no conocía la casa y ha asegurado que “es muy bonita”. Al ser preguntada por los arreglos que necesitará la vivienda, la colaboradora televisiva ha revelado que se encargará de hacerlos alguien muy cercano a ella: el marido de su amiga Tina. “O sea, que me va a salir muy bien de precio”, ha bromeado Belén Esteban.

“Tengo que pagar la hipoteca y los desperfectos”, contó Belén Esteban el pasado jueves en ‘Sálvame’, desvelando que la casa no está del todo bien y asegurando que la vivienda la habían dejado un tanto sucia. “Pero ya como es mi casa... La casa se arregla, se limpian las cacas del perro y se limpia la casa entera”, dijo la colaboradora televisiva, que se mostró emocionada y satisfecha de poder disponer de la vivienda.

Este lunes Jorge Javier Vázquez ha preguntado a Belén Esteban si cambiaría su lugar de residencia a la nueva vivienda. La colaboradora televisiva lo tiene claro. Está muy contenta en su casa de Paracuellos del Jarama y no piensa cambiarse a la de Villanueva de Pardillo por muy bien que quede la reforma.