El momento más esperado por Belén Esteban por fin ha llegado. La colaboradora ha accedido por primera vez a la que fuera la casa de Toño Sanchís. Una vivienda que ella adquirió hace un año mediante subasta pública y a la que no ha podido entrar hasta ahora. El pasado jueves su exrepresentante agotó el plazo para salir del que hasta el momento había sido su domicilio familiar y por fin la de San Blas podía hacer uso de su casa. Pero no fue hasta ayer cuando la colaboradora se acercó al domicilio por primera vez.

Artículo relacionado

El pasado jueves los que fueron hasta allí fueron sus abogados y sus gestores. Belén firmó un poder para que ellos pudieran entrar porque ella todavía no se sentía preparada para ir. Pero al fin, dos días después, la colaboradora ha reunido las fuerzas suficientes para acceder a la vivienda. Una casa a la que no había entrado nunca, ni siquiera cuando era amiga de Toño.

Belén Esteban y Miguel Marcos

Belén llegó ayer a la vivienda acompañada por su marido Miguel Marcos.Ella siempre ha hecho hincapié en que gracias a él, ha sabido gestionar mucho mejor su conflicto con Toño Sanchís. Y una vez más su marido ha estado junto a ella en este momento tan importante. La pareja llegó en su coche y fue Miguel el encargado de abrir la puerta y de atender a las personas que llegaron junto a ellos al domicilio para dejar allí algunas cosas.

En este instante Belén ha preferido no hacer declaraciones sobre cómo ha encontrado la vivienda y cómo se ha sentido al entrar. El jueves aseguró que todavía falta camino por recorrer. “Tengo que pagar la hipoteca y los desperfectos”, contó desvelando que la casa no está del todo bien y asegurando que la vivienda la habían dejado un tanto sucia. De momento ya solo el hecho de haber entrado es un paso más para la colaboradora.